Municipio liberará terrenos de cinco escuelas locales

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 07:25 PM 2018-10-22

Al menos cinco valiosos terrenos quedarán disponibles en el mediano plazo para la Municipalidad de Chillán, una vez que cierren sus actividades de manera definitiva los establecimientos educativos que en ellos funcionan. 

La considerable disminución de la matrícula ha derivado en que varias escuelas de la red educacional que administra el DAEM tengan que ser cerradas definitivamente. Uno de los casos corresponde al Grupo Escolar, en Collín con Argentina, que en su momento cobijó a las escuelas Barros Arana y Javiera Carrera, aglutinando a una matrícula superior a 600 alumnos.

Tras el terremoto de 2010 la infraestructura colapsó y a pesar de los esfuerzos municipales, no fue posible reconstruir los edificios. Finalmente el alcalde Sergio Zarzar,  quien acusó falta de interés político para su reposición, tuvo que desechar la idea de reconstruirlo.

Hoy este terreno es calificado como “estratégico” por el jefe comunal, quien destaca que en las próximas semanas divulgará el destino final del terreno. 

“Ese es un espacio que le corresponde a la Municipalidad, se han planteado ideas, pero es un lugar estratégico y  vamos a ver en qué se puede ocupar definitivamente”, comentó Zarzar.

Como propuestas se ha mencionado que el terreno,  que es municipal y no tiene ningún  tipo de prohibición, podría albergar dependencias municipales o incluso habría sido requerido por empresas para instalar un supermercado.

Aparentemente el alcalde tiene en mente generar una infraestructura que aporte al desarrollo regional, asegurando que “se puede hacer algo relevante para la nueva Región de Ñuble”.

Otro predio que quedará disponible para otros proyectos es el de la Escuela República de Israel, en calle Huambalí, cuyos alumnos serán trasladados finalmente a la Escuela La Castilla desde el año 2019.

Se trata de una escuela de nivel básico que jamás ha tenido planes de desarrollo de infraestructura, por lo que se encuentra claramente desventaja respecto de otros recintos similares de la red comunal.

Otro caso es el de la escuela básica Los Héroes, el que dejará de funcionar en su céntrica ubicación de calle Arauco,  frente a la Biblioteca Municipal, para trasladarse hasta el actual Liceo de Hombres. 

Con los más de 600 estudiantes de la escuela básica, el director del DAEM Nelson Marín apuesta por crear un liceo referente en la Región de Ñuble. 

“Está fusión dará vida a un establecimiento educacional que va a ir de prekínder y kínder a cuarto medio y la infraestructura se llamará Liceo Narciso Tondreau”, destacó Marín.

Se suma al cierre de establecimientos la escuela parvularia Federico Froebel, la que será fusionada con la Escuela Juan Madrid, una de las que tienen buen desempeño e infraestructura de calidad. 

Y en el horizonte del municipio aparecen otro recinto educacional que terminará sus actividades a fines del año 2019. En este caso, el cierre que está en estudio podría afectar a la Escuela Amalia Saavedra o a la cercana de República de Portugal. 

Sobre este punto hay acuerdo a nivel municipal, del DAEM y entre profesores y la comunidad educativa del sector poniente de la ciudad, de que ambos establecimientos deben ser fusionados como consecuencia de que ambos tienen muy pocos alumnos. 

La duda que persiste es cuál de los colegios tiene que cerrar. Para dirimir la duda se pidió que la Seremi de Educación de Ñuble realice un informe. 

La solicitud respectiva ya fue ingresada a la Seremi y será la autoridad ministerial local la que determinará en función de criterios técnicos cuál será el núcleo que concentrará a los alumnos de ambos.

Comentarios