Nuevos semáforos carecen de monitores para la UOCT

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Fernando Villa 08:10 PM 2018-10-13

Un proyecto por más de 340 millones de pesos ejecutará la Municipalidad de Chillán con el fin de mejorar la red de semáforos que existen en la Avenida Collín y en otros puntos de la ciudad.

La iniciativa debe comenzar a ser ejecutada a fines de este año, una vez que sea resuelta la licitación que actualmente está en el portal del Mercado Público.

Hasta el momento, el proceso marcha según los plazos establecidos por el municipio y además existen tres empresas interesadas en ser parte del proceso licitatorio.

De esta manera, a la visita a terreno que forma parte del concurso de antecedentes llegaron representantes de Escamet Limitada, Tek Chile S.A. y de Automática y Regulación S.A.

Según el cronograma municipal, las empresas tienen plazo hasta el 5 de noviembre para presentar sus ofertas técnicas y económicas, mientras que la adjudicación sería el 26 del mismo mes y la firma de contrato el 10 de diciembre.

Para esta iniciativa se considera un presupuesto del orden de $343.857.000 y un plazo de ejecución de 300 días, aproximadamente.

Desde el municipio, se planteó que lo que se busca en este caso es principalmente mejorar los controladores, cableado, lámparas y postación permitiendo la conexión al sistema centralizado de control (Scat) de los ejes semaforizados de Ecuador y Collín.

En el marco de este contrato, se proyectan nuevos controladores de flujo vehicular en las intersecciones de Collín-Carrera, Collín-Avenida Chile y Arturo Prat-Isabel Riquelme.

El plan considera intervenir diez cruces y entre ellos figuran nuevos equipos en puntos donde no existen en la actualidad como en Carrera con Collín y Arturo Prat-Isabel Riquelme.

Según las bases, serán mejorados los semáforos del eje Collín (exceptuando Collín - Pedro Aguirre Cerda, Collín -Argentina) y los de Avenida Ecuador (exceptuando los de Ecuador-O’Higgins y Ecuador-Argentina).

Concejo
Independiente del valor del proyecto, desde el Concejo Municipal se indicó que pedirán antecedentes a Secpla para conocer las razones por las cuales los semáforos de la ciudad siguen sin disponer de cámaras de televigilancia.

Instalar monitores, es una pieza clave para que el sistema de semaforización funcione de manera eficiente y sincronizado para mejorar la movilidad vehicular, destaca el concejal Juan López Cruz.

El edil, agregó que desde hace al menos dos años que la incorporación de cámaras de televigilancia viene siendo estudiada en el interior del municipio chillanejo sin que hasta ahora haya hechos concretos.

El concejal Camilo Benavente, agregó que la Municipalidad no ha informado respecto de la licitación en curso por lo que pedirá informes oficiales en la próxima sesión de Comisión Obras que debiera ser realizada el próximo miércoles 17 de octubre.

“Me parece que los proyectos de semaforización que impulse el municipio tienen que contar con cámaras de monitoreo, que son fundamentales para que profesionales de la Unidad Operativa de Control de Tránsito, (UOCT) puedan ser capaces de realizar cambios en tiempo real que mejoren los flujos”, destaca Benavente.

El edil, comentó que los anteriores proyectos de semaforización del centro de la ciudad no consideraron equipos de televigilancia, lo que terminó por convertirse en una falencia del sistema.

En la actualidad, en la ciudad existe una oficina de la UOCT, pero esta carece de la capacidad de realizar modificaciones para evitar congestiones en las calles de la ciudad.

Proyecto rezagado
La Seremi de Transportes del Biobío, había alentado hace unos dos años un plan para dotar a la red de semáforos del centro, de un conjunto de cámaras de circuito cerrado de televisión, que permitirían a la UOCT con asiento en Chillán analizar el flujo vehicular y tomar medidas de tráfico en tiempo real.

El plan que buscaba mejorar la sincronización de aquella dentro de las cuatro avenidas incluso llegó a tener visto bueno y estuvo en condiciones de ser financiado.

La iniciativa “Habilitación Sistema de Monitoreo de Tráfico UOCT Bío Bío, Chillán” requería fondos por $489.076.000, fue desarrollada técnicamente por la Seremi e incluso tuvo Recomendación Técnica (RS) luego de haber obtenido la aprobación del Ministerio de Desarrollo Social.

El objetivo del proyecto era la instalación de 14 cámaras de CCTV (circuito cerrado), para monitorear las condiciones del tráfico y movilidad de personas, y así poder reaccionar de manera eficiente ante eventuales problemas, como son los accidentes, desvíos de tránsito, desperfectos en semáforos, entre otros.

Lo relevante de este modelo, que complementaba semáforos con cámaras de vigilancia, era que permitía modificar repartos en semáforos, cambios de ciclos, aumento o disminución de fases, entre otros factores que pueden contribuir a un mejor flujo vehicular.

Las 14 cámaras planificadas estarían instaladas en 10 puntos urbanos, pues en varias esquinas que serían monitoreadas existirían dos equipos con la finalidad de realizar un mejor análisis de la situación.

Los puntos elegidos para ubicar las cámaras de este proyecto hasta ahora rezagado habían sido Ecuador-O’Higgins, Libertad-O’Higgins, Ecuador-Argentina, Argentina-Libertad, Argentina-Prat, Libertad-Isabel Riquelme, 5 de Abril-Maipón, Arturo Prat-O’Higgins, Carrera-El Roble y 18 de Septiembre-Constitución.

Comentarios