Cavalieri podría dejar la banca si suma su quinta derrota

Por: Rodrigo Oses Fotografía: AGENCIA UNO 08:00 PM 2018-10-12

“El equipo no juega como me gustaría. No es un equipo dotado físicamente y eso lo saben todos. Hay rendimientos individuales que no son los mejores y además no estamos en un buen momento anímico”.

El técnico de Ñublense, Germán Cavalieri, por primera vez, durante esta semana, esbozó un descarnado análisis futbolístico de su equipo, dejando en evidencia el pobre nivel en el que encontró al plantel tras la salida de Emiliano Astorga.

En la antesala del crucial duelo con Cobreloa en Calama, la radiografía del entrenador argentino desnudó las falencias de su equipo, generando “incomodidad” en el plantel, ya que a varios jugadores no les gustó que haya sido tan directo a la hora de revelar la deficiente respuesta física del equipo.

Fuentes al interior del club, aseguran que Cavalieri habría llegado a la conclusión que en un corto plazo “no podrá levantar el nivel de juego del equipo”, por lo que si suma su quinta derrota mañana, podría renunciar a la banca de Ñublense.

“Sería la quinta derrota consecutiva, no resistiría análisis. Seguramente se daría cuenta que ya no puede evitar el descenso y creo que dejará la banca o la dirigencia le pedirá la salida para descomprimir el ambiente restando tres finales. Además, no quiere quedar marcado con un descenso en su carrera”, avisa una fuente cercana a la dirigencia.

“Es probable que pueda renunciar, a los jugadores les ha recalcado que tienen que salir del fondo y evitar la mancha que significaría el descenso”, reconoce una fuente dirigencial, a pesar que reina el hermetismo sobre el tema en la cúpula de la Sociedad Anónima. 

“No va a querer manchar su currículum con un descenso. Seguro dejará la banca, ya no levantó al equipo”, recalca otra fuente que lo conoce desde sus inicios como técnico en Chile.

Más variantes
Al cabo de seis partidos, el plantel no pudo “tomarle la mano a Cavalieri”, quien descolocó a los jugadores con tanto cambio de sistema y variantes.

Tras seis juegos, ha utilizado a 22 jugadores, mandando a la cancha a elementos que estaban “cortados” por Emiliano Astorga como Nicolás Vargas, Federico Mateos, Xabier Santos, Karim Desfadur y Alejandro Fiorina.

También ha jugado con diversos sistemas: 4-3-3, 3-5-2, 4-3-1-2, 4-5-1, pero no ha logrado consolidar su idea de juego.

“Nos falta tiempo de trabajo, siempre faltará, pero no podemos hacernos cargo de errores que vienen de antes, estamos tratando de maquillar las falencias”, sentenció Cavalieri, como pavimentando el camino de su adiós si se consuma una derrota en Calama.

Como ha sido la tónica, por el bajo nivel que exhibe el equipo, y su propia confusión, para mañana podría anunciar nuevos cambios. 

No sería desde el arranque Octavio Pozo, y Sebastián Varas, que pudo ir al banco de suplentes, ayer entrenó en el once estelar.

Cavalieri improvisaría como volante de contención, ante la lesión de Luciano Gaete, a Nicolás Vargas y no se descarta que Bugueño aparezca como puntero derecho.

El Rojo formaría en Calama con Sebastián Contreras; David Tapia, Diego Opazo, Hugo Bascuñán y Juan Pablo Andrade; Nicolás Vargas, Roberto Reyes y Emanuel Croce; Michael Silva, Sebastián Varas (René Bugueño) y José Luis Jiménez. En la altura, Ñublense y Germán Cavalieri buscarán un tanque de oxígeno porque el fantasma del descenso acecha y amenaza con dejarlo sin respiración.

Comentarios