Con dudas lanzan cuarta licitación de áreas verdes

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Fernando Villa 08:50 PM 2018-10-12

Este jueves y tras muchas dilaciones, la Municipalidad de Chillán subió las bases de licitación de las áreas verdes, que considera incremento en el área que deberá ser abordada por la empresa que gane la concesión.

“Esperemos cerrar el capítulo y lograr que una empresa se haga cargo del servicio lo antes posible”, dijo ayer el alcalde Sergio Zarzar respecto del concurso de antecedentes.

Efectivamente, la entidad edilicia tiene urgencia para que el proceso concluya de manera satisfactoria considerando que se trata del cuarto intento que realiza para abordar el manejo de plazas, prados y jardines.

Según el cronograma oficial publicado hoy, las empresas interesadas tendrán hasta el 13 de noviembre para presentar las ofertas técnicas y económicas, tras lo cual vendrá el proceso de análisis de ellas la que culminará con la adjudicación el 21 de diciembre.

Posteriormente, la Municipalidad de Chillán y la firma que sea elegida, firmarán el contrato el 8 de enero, tras lo cual comenzaría la operación en terreno en fecha a determinar.

Según antecedentes de las bases de licitación, la superficie total a mantener será de 580.078 metros cuadrados. A esto probablemente se le deberían sumar una cantidad indeterminada que tendrá que ser ofertada por la firma ganadora.

Además, el valor que cancelará la entidad edilicia al futuro concesionario llegará a los $113.300.000 mensuales, por un período de seis años. De esta manera al año se pagarían $1.359.000.000 por el servicio y $8.157.600.000 en el sexenio.

Según Secpla, “en esta concesión se exigirá una alta calidad de servicio por lo que los oferentes determinarán la dotación de personal necesario para el cumplimiento del contrato”.

Este es uno de los temas clave en este contrato considerando que no son pocos los cuestionamientos existentes en anteriores contratos a la baja cantidad de funcionarios desplegados en terreno.

El concejal Juan López Cruz planteó que tiene la esperanza que la licitación tenga un buen fin aunque a la luz de los resultados anteriores mantiene dudas razonables de que termine bien para la ciudad.

El concejal Víctor Sepúlveda Barra, agregó que espera que el proceso concluya “de manera satisfactoria y no haya cambios en el equipo que le tocará analizar las ofertas y en este caso hablo del jefe de Secpla que es probable que no siga en el municipio”.

El concejal Camilo Benavente, en tanto, expuso que “esperamos que en esta cuarta licitación se pueda adjudicar a una empresa con experiencia y con conocimiento efectivo de riego tecnificado que es un tema pendiente en los contratos anteriores”.

Benavente recalcó que “con los recursos que la Municipalidad pone a disposición para pagar mensualmente, los márgenes de utilidad para las empresas están muy ajustados y dudo que lleguen firmas de calidad a ofrecer sus servicios”.

“Este es uno de los contratos más grandes que firme la Municipalidad y ya no tenemos margen de error”, recalca el edil PPD.
Se espera que durante la próxima semana el gobierno comunal cite a reunión de comisión con la finalidad de exponer las bases y los principales cambios efectuados respecto de las anteriores licitaciones.

Entre los temas que deben ser abordados, señalan ediles, se cuentan la necesidad de asegurar que lleguen a la ciudad empresas de calidad y en especial que posean  experiencia internacional.

Otro tema que debe ser aclarado es el relacionado con la Unión Temporal de Proveedores, que es una figura  controversial y que fue la que entre otras cosas gatilló la caída de la anterior licitación.

En términos de contrato, se espera que como consecuencia de la extensión de la superficie, alrededor de cincuenta barrios de la ciudad de Chillán sean incorporados al nuevo contrato, que incluye un incremento sustancial de la superficie de parques y jardines.

La idea inicial del municipio es que si en la actualidad la capital provincial tiene alrededor de 2,3 metros cuadrados de prados por habitante, la cifra pueda superar los 4 metros cuadrados, cifra más cercana a los 9 m2 recomendada por entidades internacionales.
Claves

El municipio plantea que para la mantención de los espacios verdes se requiere un buen sistema de riego que sea sustentable en el tiempo y que evite las pérdidas.

En este sentido, la corporación es clara en cuanto a que el 50% de las áreas vegetales calificadas como tipo A deberán disponer de sistemas de regadío y se establecen plazos perentorios para ello.

Además, dentro de las claves del nuevo contrato, se plantea que se debe pensar, además, que el arbolado urbano juega un rol importante dentro de la mantención de la calidad del aire, por lo que es perentorio la elección de aquellas especies que entre otros atributos sean perennes, de hojas pequeñas, altura no superior a los 4 metros.

Zonificación
El contrato establece además dos tipos de áreas verdes: A y B, caracterizadas básicamente por su ubicación y períodos de mantención. 

Las llamadas A corresponden a lugares de alta identificación para los habitantes de la comuna, como plazas y avenidas principales que se caracterizan por la gran afluencia de personas. Las B, en tanto, son zonas de identificación local y cuyo servicio de mantención deberá efectuarse día por medio, lo que no implica que su estado de mantención sea inferior.

Comentarios