Chillán es epicentro del control biológico

Por: Roberto Fernández Fotografía: Fernando Villa 09:00 PM 2018-10-10

Una alta convocatoria, entre profesionales, agricultores, empresas e investigadores de distintas zonas del país, registró este miércoles la Feria tecnológica de control biológico organizada por INIA Quilamapu, la primera que se realiza en Chile, y que según explicó el coordinador de la actividad, el investigador Andres

France, tiene como objetivo poner en contacto a empresas proveedoras con su mercado potencial, así como también entregar información sobre las distintas alternativas y la más reciente tecnología desarrollada en torno al control biológico de plagas y enfermedades agrícolas.

La Feria se extenderá hasta hoy y en ella participan cerca de 30 expositores, entre empresas, centros de investigación y entidades públicas. 

Asimismo, la feria se complementa con numerosas charlas técnicas que abordan soluciones para las distintas plagas que están afectando la producción local, añadió France, quien hizo hincapié en que la selección de los temas a tratar se hizo a partir de las necesidades del territorio.

Entre los temas abordados en las charlas destacan la plaga Drosophila suzukii, los hongos entomopatógenos, los bioplaguicidas, las enfermedades de la papa y de las hortalizas, el control biológico de precisión y los bioprotectores, entre otros.

Considerada como un método para contrarrestar la acción de plagas y enfermedades que afectan los cultivos agrícolas utilizando organismos vivos, el control biológico ha crecido en todo el mundo, y Chile no es la excepción, donde Chillán se ha transformado en uno de los principales polos de desarrollo de este rubro en el país, asociado al trabajo del INIA y a la alta concentración de huertos orgánicos en la zona. Conviene precisar, sin embargo, que el mayor potencial de crecimiento está en los huertos convencionales que exportan, debido a las mayores restricciones fitosanitarias que los mercados de destino están imponiendo a los productos agrícolas importados.

La feria contempla 18 presentaciones de investigadores, 3 charlas magistrales de expositores internacionales, 11 exposiciones de empresas y 28 stands interactivos, además de un punto de encuentro para negocios.

“No se trata de un seminario más. No es un congreso científico, sino una instancia para entregar soluciones prácticas en el control de plagas y enfermedades”, comentó France.

Comentarios