Ñublense se juega la permanencia en Primera B

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Agencia Uno 08:05 AM 2018-10-01

La estrepitosa derrota en Melipilla por 4-1 condenó a Ñublense a luchar solo por su permanencia en Primera B en las cinco fechas finales que restan del torneo 2018.

La crisis del equipo de Germán Cavalieri está desatada y podría agudizarse si el sábado en Chillán, a las 20.00 horas,  no vence a un rival directo en la dramática y frenética lucha por zafar del infierno, como lo es San Marcos de Arica, que anoche jugaba con La Serena para salir del penúltimo lugar.

Para los “diablos rojos” es vital superar al elenco de Hernán “Clavito” Godoy para respirar un poco más tranquilos, ya que el fixture que le resta es complejo.
Así lo anticipa el volante mixto de los “diablos rojos” y ex jugador de San Marcos, Octavio Pozo.

“Depende de nosotros, ya estamos pensando en Arica y ganar en casa. Debemos ser fuertes de cabeza, ser hombres y fuertes. Somos grandes, pero caemos por detalles. Ya es hora de corregirlos. Lamentable para la ciudad de Chillán que no se lo merece, somos lo responsables”, reflexiona.

“El partido con Arica es de vida o muerte. Son partidos que hay que ganarlos como sea, jugando bien o mal y empezar a sumar, para después ir a Calama para sumar ante Cobreloa. Será un partido difícil, habrá mucho nervio, porque la presión en esta instancia siempre está, esperamos revertir esto para seguir trabajando duro porque sabemos que solo nosotros podemos sacar esto adelante”, sentencia “Súper 8”.

Llamado de Pozo

El volante le pidió a los hinchas ñublensinos el último aliento en la recta final.

“Le pedimos a la gente que nos apoye, que crean en nosotros, tenemos los jugadores para sacar esto adelante, somos los responsables. Pero queremos que la gente nos vaya a apoyar para superar esto todos juntos”, concluye.

El delantero Sebastián Varas no escondió su desazón por el actual momento de Ñublense, que al igual que el año pasado, puso en riesgo su permanencia en la categoría.

“Tenemos que ser hombrecitos para encarar este momento que es doloroso. Quedan rivales directos y debemos ponerle el pecho a la situación, ser valientes, agachar la cabeza ante las críticas y estar unidos para sacar este momento adelante”, puntualiza.

Las finales

En la recta final Ñublense se medirá con rivales directos en la lucha por evitar el descenso. El sábado a las 20.00 horas el Rojo recibe a San Marcos de Arica en el estadio Nelson Oyarzún.

El equipo del “Clavito” Godoy ha sido por largos pasajes del torneo el colista y candidato al descenso, pero ha tenido un leve repunte y se ilusiona con la salvación para lo que se propuso sobrepasar a Ñublense y sabe que el del sábado es el partido.

Posteriormente el cuadro de Germán Cavalieri visitará a Cobreloa en Calama, donde los nortinos quieren asegurar su presencia en la liguilla o ser subcampeón para esperar la final que dirimirá al segundo club que ascenderá a Primera A. Luego, Ñublense recibirá a Rangers que discute un cupo en la liguilla, para después jugarse una final en La Serena frente a otro rival directo por evitar el infierno.

El 3 de noviembre, seguramente, en una caldera, el conjunto ñublensino sabrá si mantiene la categoría recibiendo a Deportes Copiapó, que fue el sepulturero de Arica (2005), Magallanes (2006), Temuco (2007) y Osorno (2010), precisamente, en la última fecha de las temporadas que descendieron.

 

Comentarios