Una caldera espera a los “diablos rojos” en Valparaíso

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Agencia UNO 09:50 PM 2018-09-07

“Se va a jugar a estadio lleno”.
La frase se repite en Valparaíso. Al cierre de esta edición los hinchas de Wanderers habían adquirido casi los 18 mil tickets que se pusieron a la venta para el choque de este domingo a las 16.00 horas con Ñublense en el estadio “Elías Figueroa”.


A los “diablos rojos” de Chillán los espera una caldera de fanáticos “caturros” que quieren que su equipo sume su quinta victoria consecutiva para luchar por un cupo a la liguilla.
¿Le jugará en contra o a favor a Ñublense estar con un estadio lleno en contra?


El delantero del Rojo, forjado en Wanderers, en declaración a El Mercurio de Valparaíso, anticipa que la localía del “Decano” puede beneficiar o perjudicar a los jugadores que dirige Miguel Ramírez.


“Depende, puede jugar en contra o a favor, la verdad te lo digo porque si a Wanderers no le salen las cosas, la gente puede gritar o a pifiar y se pueden poner nerviosos, pero a la vez jugar con 18 mil personas es una motivación extra. Wanderers es un equipo grande, con buenos jugadores y una gran hinchada y seguramente peleará el ingreso a la liguilla”, reflexiona el nativo de Placilla, que dio sus primeros pasos en el estadio que mañana estará colmado de hinchas porteños.


Sobre los duelos que restan para meterse en liguilla o pelear el descenso, el exseleccionado sub-20 asegura que son definitorios.
“Son todas finales, partidos claves, tenemos las armas para pelear un cupo a la liguilla, Wanderers es un rival difícil, está en su casa, viene en alza, pero tenemos un buen equipo para robarle puntos en Valparaíso”, advierte Michael, quien en todo, asume que el cuadro “caturro” creció futbolísticamente de la mano de Miguel Ramírez.


“Es un equipo fuerte en todas las líneas, creció mucho con el nuevo cuerpo técnico, tiene buenos jugadores y siempre dijimos que cuando despertara lo iba a demostrar, no tienen muchas falencias, sí muchas virtudes y no podemos cometer errores para quedarnos con el partido”.


Para Michael Silva es un duelo especial, pero quiere ganarlo para ver a Ñublense soñando con un cupo a la liguilla. “Partido especial, para mí es especial, haber crecido en ese estadio me trae nostalgia y recuerdos, pero lo quiero ganar, estoy en la vereda de al frente y quiero que las cosas nos salgan bien en forma individual y colectiva para robarle unos puntitos a Wanderers”, sentencia.


Hinchas a Valparaíso


Un grupo de hinchas chillanejos prepara viaje a Valparaíso para alentar a los “diablos rojos” en esta difícil expedición en el puerto.
Otros chillanejos radicados en la Quinta Región asistirán al estadio para ver a su viejo amor, como el periodista Marcelo Álvarez.
“Será tema. Será primera vez que el estadio de Wanderers estará lleno. Creo que será motivante para ambos cuadros”, sentencia ilusionado con un batatazo de Ñublense.

Comentarios