Un 29% de los chillanejos está en morosidad

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 09:25 PM 2018-09-07

Un total de 53.643 chillanejos están en morosidad,  lo que representa un 29% del total de la población comunal, según reveló el XXI Informe de Morosidad elaborado por la Escuela de Ingeniería Comercial de la Universidad San Sebastián con información de Equifax y datos georreferenciados por Mapcity, correspondiente al segundo trimestre de 2018.


La medición, de carácter regional, ubicó a Chillán como la comuna con mayor proporción de morosos (29%), seguida por San Carlos, donde 12.273 habitantes se encuentran en esa condición, lo que representa el 23% de la población.


En el otro extremo, las comunas que exhiben la menor proporción de morosos respecto de su población son Cobquecura (9,5%), Ñiquén (10,8%), Ninhue (11,6%) y Trehuaco (11,9%).


Factores


Respecto de las causas, Daniela Catalán Ramírez, académica de la carrera de Ingeniería Comercial de la Universidad San Sebastián Sede Concepción, comentó que podría darse una correlación entre el número de deudores morosos y el aumento del desempleo regional. 


En el caso de Chillán, la tasa de desempleo en el trimestre mayo-julio alcanzó el 11%, la segunda más alta del país, marcando el peak del año, fuertemente influido por el carácter estacional del mercado laboral local.


La docente agregó que “aún estamos al debe por la alta tasa de desempleo que se debe al escaso dinamismo económico que tenemos en diversos sectores de nuestra economía, lo que probablemente ha influido en que la creación de empleo esté siendo insuficiente para incrementar el empleo regional, fenómeno que posiblemente ha generado el aumento de los morosos de nuestra región”. 


Luis Felipe Slier Muñoz, director de Ingeniería Comercial de USS Concepción, añadió que “sumado al desempleo regional del último trimestre móvil mayo-julio, se observa un incremento en los últimos años del empleo por cuenta propia, situación que es más precaria que los empleos asalariados y que obliga a las personas que deben trabajar por cuenta propia a usar estos escasos recursos para solventar gastos básicos y muchas veces, debido a la pérdida de la fuente laboral, han debido caer en cesación de sus compromisos financieros y, por ende, en morosidad”. 


Slier planteó que comprender este último aspecto es de vital importancia para un endeudamiento responsable, además de fomentar una adecuada educación financiera desde la edad escolar.


Mora promedio


En cuanto a la mora promedio, el informe mostró que la cifra más alta de Ñuble la exhibe Chillán, con $1.460.445; seguida por San Carlos, con $1.347.803; Ñiquén ($1.209.331) y Pemuco ($1.147.610).


Catalán comentó que la mora promedio de la región experimentó un aumento del 7,2% respecto del año anterior, creciendo en mayor proporción que el aumento del número de morosos, que fue de  2,6% en el mismo periodo. “Hay que señalar también que la mora promedio regional supera en 3,14 veces el ingreso promedio de la región. Por ejemplo, podríamos decir que si un individuo tiene un ingreso de $432.100 su deuda podría ser de $1.357.800, cifra no menor si consideramos que este ingreso se debe destinar a satisfacer múltiples necesidades y no solo a pagar compromisos financieros”.  


Respecto de la edad de los morosos, el mayor porcentaje se concentra entre los 30 y 44 años (37,7%) seguido del segmento entre los 45 y 59 años (29%).
En relación al origen de la deuda, un 43% de los morosos tiene deudas impagas con el retail y un 28% con la banca. Catalán indicó que el mayor porcentaje de deudores con el retail se explica por el mayor acceso al crédito en estas instituciones, lo que permite que personas sin solvencia se endeuden y fácilmente caigan en morosidad.

Comentarios