Comercio debe entregar alternativas a bolsas plásticas

Por: Carolina Fuentealba 07:55 PM 2018-09-02

Marzo fue el mes en que se aprobó unánimemente en el Concejo Municipal de Chillán, la ordenanza que pretendía desincentivar el uso de bolsas plásticas en el comercio de la ciudad. Solo algunos meses después, en agosto, entró en vigencia la ley que busca el mismo objetivo, pero que obliga a todo el territorio nacional a sumarse a la disminución del uso de bolsas plásticas.

Hoy Chillán tienen restricciones en la entrega de bolsas plásticas y las reutilizables se venden entre 490 y 1.500 pesos en promedio, también hay alternativas más caras como bolsas de algodón, que van desde los 2.000 pesos y otras más baratas como el papel de envolver, que no se cobran a los clientes.

Alta convocatoria

Víctor Fernández, director de Medio Ambiente, Aseo y Ornato del municipio chillanejo, destacó que “la acogida por parte del comercio ha sido muy favorable, sobretodo por parte del pequeño y mediano comercio”, detalló. En cuanto a las “grandes empresas, retail y multinacionales, han adoptado sus propias políticas respecto a la disminución de bolsas plásticas, pero si han solicitado información al respecto de la política municipal”, sostuvo.

Fernández recordó los incentivos creados para los establecimientos que se adhieren a la ordenanza municipal. “Se otorga un sello ambiental por parte del municipio a todo comerciante adherido voluntariamente a la estrategia”, el cual puede ser utilizado en publicidad por el establecimiento o comercio y que tiene vigencia de un año, renovable automáticamente. Además, los locales adheridos tienen “cobro diferenciado, rebajado de un 10% por concepto de extracción de residuos sólidos a los usuarios de la comuna de Chillán”, recordó Fernández.

Marta Solís funcionaria de esta repartición, explicó, “hasta la fecha, tenemos más de 80 comercios adheridos a la ordenanza, los cuales involucran sector urbano y rural”, anunció. “Hoy nos encontramos en la segunda etapa, la cual consta en una entrega máxima de tres bolsas por compra, parte del comercio se ha adherido a nuestra ordenanza municipal  y han optado directamente a la entrega de cero bolsas desde ya”, celebró.

Adaptación del comercio

Desde la Cámara de Comercio de Chillán, Alejandro Lama, su presidente, declaró que “bajo ningún punto de vista la implementación de esta ordenanza o la ley debiera significar una merma en la calidad del servicio que los establecimientos comerciales  prestan a sus usuarios”, afirmó. “De alguna manera, se deben adaptar y entregar sus productos en empaques alternativos, envueltos en papel o en bolsas de papel”, sugirió.

“Serán los mismos usuarios los que preferirán aquel comercio que les entreguen un mejor servicio, no es aceptable que si compro una camisa me la entreguen en la mano”, ejemplificó. “Debemos adaptarnos porque sabemos que es necesario disminuir el uso de las bolsas plásticas”, concluyó el empresario.

Sin embargo, la Asociación de Bolsas Reutilizables pone una voz discordante. Fernanda Maturana, vocera de la entidad nacional, declaró que “consideramos que no es una ley democrática, debido a los precios de las bolsas reutilizables biodegradables, ni sustentable, ya que debido al punto anterior, terminaremos nuevamente en la cultura de lo desechable, como por ejemplo las bolsas de papel”, afirmó.

La entidad argumenta que las bolsas de papel tienen la desventaja de ser desechables, poco resistentes y a pesar de ser biodegradables tienen un impacto ambiental significativo ya que para su producción se requiere de tala de árboles, gran consumo de agua y genera una importante huella de carbono.

Comentarios