“Se nota mi mano porque sumamos, no vinimos a arratonarnos”

Por: Rodrigo Oses 07:45 PM 2018-09-02

El técnico de Ñublense Germán Cavalieri valoró el empate de los diablos rojos en el Valle del Aconcagua, aunque no perdió de vista la autocrítica.

“Fue un partido parejo, no jugamos bien como queríamos, pero creo que defensivamente anduvimos diez puntos y nos faltó en la parte ofensiva, ahí tenemos que mejorar, pero no por los delanteros, sino que por todo el equipo. Cuando no se puede ganar, es positivo sumar”, analizó el argentino.

Cavalieri aplaudió el funcionamiento de la línea de tres zagueros explicando que “nuestra intención era atacar por los costados con los laterales volantes, aunque no siempre pudimos, pero la defensa siempre se mantuvo ordenada”.

Sobre si al cabo de dos partidos dirigidos, cree que su sello aún no se nota, fue categórico.

“Se ve mi mano, porque el equipo suma, no nos vinimos a arratonar, esto no es magia es trabajo”, respondió.

Finalmente, aclaró que los jugadores que han quedado fuera de las citaciones o el once estelar, “han mostrado una disposición increíble, este grupo es cien puntos”.

La voz de los diablos

En tanto, el delantero Sebastián Varas, valoró el punto.

“Es importante porque fue un partido difícil, aunque quedó la sensación que pudimos ganarlo. El equipo mostró una tremenda actitud después de una semana dura en lo físico. Ahora viene Wanderers que seguramente nos jugará a estadio lleno”, recalcó.

Michael Silva, delantero diablo, reconoció que debe seguir mejorando en lo personal.

“Veníamos a ganar, pero logramos un punto que nos costó, estos partidos generalmente antes los perdíamos. Nos vamos tranquilos. Yo en lo personal, mejoré, pero sigo peleado con el arco, espero salir de esta racha, debemos seguir luchando en esta senda dura”.

Por su parte, Octavio Pozo que jugó golpeado, confesó: “Vamos a seguir luchando, jugando así con actitud vamos a lograr cosas. No sentí dolor en el pie, quería jugar por el equipo, ahora se viene un rival importante como Wanderers”, remató.

El lateral izquierdo Diego Sepúlveda quedó con un sabor agridulce.

“Creo que perdimos dos puntos porque veníamos a ganar para subir en la tabla, pero cuando no se puede ganar, es bueno un punto de visita. Ahora queremos ir a ganarle a Wanderers que viene en racha y aguarle la fiesta”

Comentarios