La carrera más importante del futuro seremi de Deportes de la Región

Por: Rodrigo Oses 11:50 AM 2018-09-02

“¡Hace más de 10 años que no salía de un partidor. Estoy recordando viejos tiempos!,”, confiesa sonriente y entusiasta Rodrigo Ramírez, el delegado ministerial de Deportes de Ñuble  de 29 años y futuro seremi del área a partir del próximo jueves cuando se inaugure oficialmente la nueva Región de Ñuble.

Son las 10.45 de la mañana del pasado viernes y en la pista del Estadio Atlético Quilamapu, en medio de la sesión de fotos ante la cámara de La Discusión, sus recuerdos viajan a la época en la que brillaba como atleta del Colegio Padre Hurtado.

“Es agradable volver a sentir la alegría del atletismo en una pista, yo tuve muchas, pero también tristezas con el deporte escolar. Esos momentos no se olvidan”, revela, simulando una partida, como cuando volaba, como un hijo del viento, para llegar primero en los 110 metros con vallas.

En la actualidad, una lesión en el hombro, le ha impedido practicar su segunda pasión, el rugby, pero se atrevió a volver al fútbol jugando por “Fénix”.

Aunque por estos días, tiempo es lo que menos le queda. Está a full. Recorrió toda la Región de Ñuble para conocer las necesidades y demandas de la comunidad y así levantar un diagnóstico que ahora debe marcar las bases de la nueva Política Regional de Deportes. 

“Tengo un hijo de cuatro años, Maximiliano, lo veo en las mañanas y en las noches, si no está durmiendo, pero es parte del sacrificio cuando se acepta este desafío de cumplir la expectativa de la gente que siente que Ñuble en deporte puede llegar a lo más alto. Hay que trabajar duro y dedicarle tiempo, pero eso lo suplo, incorporando a mi familia, a mi señora Paula San Martín, a las actividades deportivas del fin de semana a las que asisto, porque quiero que mi hijo desde pequeño se empape de la realidad del deporte. Es lo que quiero en Ñuble, que las actividades deportivas sean familiares”.

-A cuatro días de la inauguración de la región, me imagino que las expectativas son altas.

-Las expectativas son altas. La idea es hacer un trabajo coordinado con las distintas organizaciones deportivas. De hecho, ya se creó la Asociación de Atletismo y se espera que se constituya la de tenis de mesa y la de los deportes estratégicos que son los que competirán en los Juegos Deportivos Escolares, en los de La Araucanía y Nacionales. Tenemos que empezar a proyectar nuestra política regional de deportes, que surge de los diálogos ciudadanos que hemos hecho en cada una de las comunas. Posteriormente comenzaremos con los planes comunales de deportes para que de aquí al 2020 cada comuna tenga su plan que es la carta de navegación para orientar las necesidades de infraestructura y programas. Y finalmente, comenzaremos el trabajo intersectorial con las carteras de salud, educación, medio ambiente, desarrollo social, para articular y buscar beneficios para la ciudadanía y nuestros deportistas. 

-¿Cuál será el enfoque de tu gestión?

-No solo nos enfocaremos en los deportistas de alto rendimiento y formativo, sino que igual darle una connotación social donde participan nuestros adultos mayores ya que tenemos una región muy longeva y hay mucho adulto mayor al que hay que beneficiar. A las dueñas de casa, a los niños en situación de discapacidad, el deporte adaptado y ojalá sacar desde ahí a nuestro seleccionados paralímpicos y lo último concretar los convenios de colaboración con las universidades para el fomento de la práctica deportiva dentro de la institución para levantar el deporte universitario y para generar becas de ingreso a deportistas destacados. 

La idea es que un deportista de calidad no tenga que emigrar a otra región para estudiar, sino que pueda estudiar en una universidad de la región de calidad, para que la universidad no se transforme en el cementerio de los deportistas y sea el segundo trampolín para llegar al tope deportivo pensando en los Panamericanos 2023 donde seremos sede en Santiago y la ministra y el Presidente dicen que deben ser orientados los esfuerzos hacia ese foco. El primer desafío son los Juegos de lLa Araucanía.  Para eso debemos trabajar en comunidad.

Comentarios