Busca mejorar la respuesta física de sus “diablos”

Por: Sergio Bustos Fotografía: Agencia Uno 07:40 PM 2018-08-31

El diagnóstico de Germán Cavalieri, tras casi tres semanas al mando de Ñublense y luego de su triunfal estreno ante Puerto Montt por 2-1, es decidor. 

Su equipo tiene experiencia y calidad, pero necesita una mejor respuesta física para alcanzar la intensidad que él pretende en cada juego.

Especialmente de cara al choque de mañana con Unión San Felipe en el Valle de Aconcagua, un rival que corre mucho y posee jugadores veloces de mediocampo hacia arriba.

Capacidad aeróbica
Por eso el entrenador argentino puso especial énfasis, durante la semana, en la capacidad aeróbica de los “diablos rojos”, ordenando trabajos específicos en el gimnasio de Paso Alejo e intervalos de intensidad en la cancha.

“Se tiene que mejorar todo. Lo táctico, lo técnico y lo físico”, recalcó el ex adiestrador de Deportes Valdivia y Palestino, que más allá del alto promedio de edad del plantel ñublensino, espera que sus dirigidos “se entreguen al máximo”.

La mayoría de los jugadores ha asimilado su mensaje en el camarín, aunque algunos han sufrido con la alta exigencia que pide Cavalieri en los entrenamientos.

“El ‘profe’ la tiene clara y no va a ceder. El que no corre ni mete intensidad no va a jugar. Él buscará a los jugadores que hagan un esfuerzo para que lleguen al mejor nivel”, asegura una fuente del club.

Cambia esquema
En lo táctico Germán Cavalieri dispuso un cambio de dibujo. Para visitar a San Felipe,  que juega solo con un atacante en punta (Caballero), estructuró un 3-5-2. Al bloque posterior se suma el zaguero Juan Pablo Andrade, en desmedro de Roberto Reyes, que saldría del mediocampo, porque además la inclusión del jugador sub-20 se ha transformado en todo un dilema.

Así las cosas, Ñublense formaría con Sebastián Contreras; Nicolás Vargas (líbero), Diego Opazo y Juan Pablo Andrade; René Bugueño, Luciano Gaete, Octavio Pozo, José Garcés; Emanuel Croce; Michael Silva y Sebastián Varas.

Con esta formación, Cavalieri pretende darle más fluidez al ataque por las bandas, para que los laterales pasen al ataque y apoyen el trabajo ofensivo de Croce, Silva y Varas.

Ñublense no gana desde el año 2011 en San Felipe y quiere cortar esta racha para meterse de lleno en la lucha por ingresar a la liguilla por un cupo al ascenso.

El Rojo marcha en el 10º lugar con 26 puntos, a cinco puntos de San Felipe, que está sexto con 31 y clasificando en el último casillero a la liguilla.
San Felipe

Los sanfelipeños vienen de tres derrotas, pero quieren enrielar su rendimiento jugando como local, un reducto inexpugnable para los “diablos rojos” desde el año 2011, cuando se impusieron en Primera División por 2-1.

“Sabemos que solo nos sirve ganar para consolidarnos en la liguilla y porque tenenos muchos equipos ahí persiguiéndonos. Venimos de una rachita negativa, pero debemos recuperar nuestra mística y confianza, somos un equipo duro, aguerrido, que corre y mete. Debemos salir a jugar con los dientes apretados, con el cuchillo entre los dientes”, anticipó el volante argentino Emanuel Pío.

“El último partido con Magallanes no merecimos perderlo, así que en nuestra casa no tenemos otra opción que ganar para estar más arriba”, sentenció.

El elenco de Cristián Lovrincevich formará con Andrés Fernández; Jesús Pino, David Fernández, Brayams Viveros, Gonzalo Villegas; Francisco Levipán, Emmanuel Pío, Jimmy Cisterna, Brayan Cortés, Adolfo Lima; Franco Caballero. 

El último resultado que Ñublense conquistó en el Valle del Aconcagua fue un 

Comentarios