Fiscalía ad portas de formalizar cargos por caso desfalco en Ch.Viejo

Por: Isabel Charlin Fotografía: La Discusión 09:40 PM 2016-04-02

Casi tres años han transcurrido desde que el concejal radical Jorge Del Pozo presentara la primera denuncia en la Fiscalía de Chillán por presuntos delitos económicos ocurridos en la Municipalidad de Chillán Viejo durante 2012 y 2013.
La acusación apuntaba a la utilización de fondos públicos para actividades de campaña del entonces candidato a la reelección, Felipe Aylwin, para las cuales el municipio, y particularmente la Dirección de Desarrollo Comunitario, comandada en ese entonces por Andrés León, habría incurrido en diversas irregularidades administrativas (pagos duplicados y triplicados por bienes servicios no prestados, como arriendo de buses y canastas familiares, entre otros), las cuales le produjeron un perjuicio pecuniario a la comuna cercano a los $300 millones. 
A este recurso presentado en 2013, se sumaron más tarde la querella criminal interpuesta por el propio alcalde de la comuna, Felipe Aylwin, por el delito de falsificación de firma y defraudación fiscal en contra de todas las personas que resulten responsables, y una querella por fraude al Fisco y malversación de caudales públicos que el Consejo de Defensa del Estado presentó en contra del alcalde.
Paralelamente, Contraloría ha venido efectuando también sus propias investigaciones. 
El órgano regional instruyó un sumario, y el pasado 31 de marzo habrían sido notificados varios funcionarios municipales en el marco del mismo caso desfalco, entre ellos, el administrador, Ulises Aedo;  la ex Control, María Gabriela Garrido; la ex directora de Finanzas, Paola Araya; el ex Control(s) Francisco Fuenzalida; la ex Dideco, Alejandra Martínez, y la encargada de Adquisiciones, Yanet Godoy.
Hoy, luego de dos años y diez meses de efectuada la primera denuncia, y una carpeta investigativa de casi 4 mil páginas, la Fiscalía de Yumbel (a la cual fue asignada la causa por decisión de la Fiscalía Regional, pues la esposa de Aylwin es funcionaria del Ministerio Público en Chillán) estaría preparándose para formalizar cargos, toda vez que las otras dos causas emblemáticas lideraradas por la Fiscalía Regional y que involucraban a autoridades municipales -San Fabián de Alico y Bulnes- están cerradas o en su última fase.

El bodeguero
La investigación ha sido acuciosa, y entre las últimas diligencias, efectuadas entre diciembre de 2015 y marzo de de 2016, se cuentan la toma de declaración a Roberto Marti Silva, ex bodeguero municipal, quien llegó a Chillán Viejo de la mano de Felipe Aylwin, en 2008, como hombre de confianza. 
LA DISCUSIÓN tuvo acceso a parte de su declaración:
“...Yo pertenecía al Partido Socialista, el cual ayudé a reorganizar en Chillán Viejo. En noviembre o diciembre de 2011 tuvimos una reunión política entre Ulises Aedo, Marina Balbontín, Audito Gavilán y también el alcalde, Felipe Aylwin. En esa reunión se dieron a conocer datos estadísticos de una encuesta privada que hizo el partido...” 
“...El resultado de la encuesta ubicaba en primer lugar a don Julio San Martín, en segundo lugar a don Jorge Del Pozo, y en tercer lugar, a don Felipe Aylwin. A raíz de esos resultados, se iniciaron medidas para repuntar dicha encuesta sin conocer el detalle. En mi función como bodeguero, me tocó entregar ciertos artículos dependientes de la Dideco, como canastas, planchas de zinc y materiales de construcción, en algunas oportunidades por instrucciones de don Andrés León y del alcalde, a través de asistentes sociales y del encargado de participación ciudadana, que era el señor Paredes (Gabriel). Entre enero y marzo del año 2012, el alcalde me citó fuera del horario de oficina, sábado o domingo, para que abriera la bodega y entregara estos elementos. Posteriormente, en dos o tres oportunidades, tuve que apersonarme con el señor León, que era el jefe de esos productos, para que pusiera su firma o rúbrica para cuadrar los elementos que se habían sacado sin autorización escrita, para poder cuadrar mi existencia en bodega. A raíz de estos hechos, y por la presión que yo tenía por transgredir normas municipales, procedí a hacer un inventario general, el cual adjunté a mi renuncia indeclinable a la señora jefa de Finanzas, Paola Araya. La firma de la documentación que respaldaba los bienes sacados en fin de semana por orden verbal del señor alcalde, yo debía hacer con posterioridad un vale y se lo llevaba al señor León, quién firmaba estas salidas”.
La declaración de Marti se suma a las efectuadas por los propios proveedores del municipipo, quienes confirmaron el modus operandis para adquirir bienes y servicios al margen de la normativa; y a las prestadas por treinta y cinco dirigentes vecinales de la comuna, quienes se sometieron, además, a pericias caligráficas, para comprobar que no fueron quienes firmaron las actas de entrega presentadas por el municipio. Es más, en varios casos,  desestimaron haber solicitado los beneficios por los cuales el municipio aparece pagando.


Investigan pagos a honorarios
Otra diligencia efectuada a principios de este año, fue la solicitud al administrador municipal, Ulises Aedo, de parte del fiscal jefe de Yumbel a cargo de la investigación, Álvaro Serrano, de información respecto si existió relación laboral, contractual o de otra categoría, entre la Municipalidad de Chillán Viejo y Lya González González, Alonso González Paredes y Francisco Crisóstomo Llanos. Se solicitó también el detalle de las funciones que prestaban; lugar físico que ocupaban, y los días y horarios en que se desempeñaban. En caso de existir alguna relación contractual o de otra índole, se pidió remitir toda documentación de respaldo que dé cuenta de la relación mantenida con ellos entre los años 2012 al 2014, ya sea boletas de honorarios, liquidaciones de sueldo, contrato de trabajo, etc.
Estos tres nombres surgieron en un segundo informe de Contraloría relativo a la contratación irregular de personal a honorarios para la ejecución de diversos programas municipales entre enero de 2012 y julio de 2013, el cual forma parte de la carpeta investigativa que lleva la Fiscalía de Yumbel.
Durante los últimos meses, además, se han seguido tomando declaraciones a imputados y testigos -algunas de ellas por segunda o tercera vez-; se han solicitado peritajes caligráficos faltantes, y se han incautado computadores, para pesquisar correos electrónicos que pudieran anexar información a la investigación.
Paralelamente, la Fiscalía ha venido solicitando documentos originales al municipio como respaldo al material ya entregado en copias, lo que hace suponer que  estaría preparando las formalizaciones. De acuerdo a los antecedentes recabados, éstas podrían recaer en el administrador, Ulises Aedo; el ex director de Dideco, Andrés León y en el propio alcalde, Felipe Aylwin.


Pedidos sin orden de justificación
Dentro de la carpeta investigativa, entre los testimonios dados a conocer por La DISCUSIÓN en su momento, y que llamaron la atención, están los contenidos en el informe del Lacrim regional de la PDI.
En él, proveedores del municipio chillanvejano, como Jorge Ríos Castro, gerente de Transportes Ríos, confirmaron que muchos de los servicios prestados al municipio no fueron registrados. 
“Actualmente (mediados de 2015) la municipalidad tiene una deuda con la empresa de aproximadamente $12 millones, la cual se arrastra desde hace dos años, deuda de la cual no existen órdenes de compra, ya que el método que ellos tenían era solicitar a través de correos electrónicos o vía telefónica servicios de transportes, y las veces que yo exigía o amenazaba con bloquear los servicios, ellos emanaban una orden de compra y pagaban parte de la deuda, pero nunca la dejaron totalmente saldada” (...) “Generalmente pedían los servicios don Andrés León, jefe de Dideco; su secretaria, Susana Fonseca; y últimamente llamaban las asistentes sociales para pedir los servicios, incluso, en alguna oportunidad llamó el jefe de Gabinete pidiendo que fuera cargado a la Dideco”.
Clara Cea Candia, dueña del supermercado Leo, aportó más antecedentes.
“Todo lo solicitado, nosotros lo íbamos anotando en un libro que yo tenía en el local, el cual indica el producto, la fecha y el valor total. Entre las compras, se encuentra una de los primeros días de diciembre de 2012, que era el cumpleaños del alcalde. Jeannette Godoy llegó al local, y realizó un pedido por un valor total de $147.110, y entre las cosas que llevaron, hubo ron, bebidas, champaña, coñac y cinzano”.
Ignacio Moreno Seguel, ex funcionario de Dideco, también declaró como imputado. 
“Se hacía una actividad, y luego se pensaba en la forma de justificarla. Debido a lo anterior, se tuvieron que confeccionar actas de entrega irma del dirigente, ya que no se podía entregar una orden de pedido sin una justificación, era la única forma de poder pagarle a los proveedores las prestaciones solicitadas. Las instrucciones de realizar este tipo de justificación provenían directamente del alcalde, quien nos señalaba directamente que si era necesario hacerle la firma al dirigente, teníamos que hacerlo (...) En algunas ocasiones, se le solicitaba a algunos proveedores tales como Supermercado Leo, o Ferretería de Chillán Viejo, ubicada en la Avenida O’Higgins, que compraran productos que no eran parte de los contratos de suministros, tales como electrodomésticos, los cuales, por lo general, eran solicitados por alguna organización para premios de rifas y bingos. Luego se debían sumar a la deuda ya existente, y disfrazar la compra con algún producto relacionado con el contrato de suministro del proveedor respectivo”.

Elecciones municipales: la importancia del proceso judicial 

Chillán Viejo es una comuna donde no existe oposición. Desde que nació, en 1996, sus dos alcaldes han militado en partidos de la Nueva Mayoría, y de acuerdo a ese escenario, la designación de Felipe Aylwin como candidato único del bloque no debiera extrañar, teniendo en cuenta que en 2012 triunfó con el 52,7% de los sufragios.
Sin embargo, el panorama electoral en la comuna histórica dista mucho de estar resuelto.
El PR levantó la figura del concejal Jorge Del Pozo como candidato, y exige la realización de primarias. Lo mismo han hecho la DC, con Esteban San Martín y el PPD, con Pablo Pérez.
Pese a que los antecedentes del caso desfalco y otras irregularidades investigadas en Chillán Viejo han llegado a manos del Tribunal Supremo del PS, el partido no ha dado señales de quitarle su respaldo a Aylwin. Es más, el edil es muy cercano a la presidenta de la colectividad, Isabel Allende.
De ahí que para un sector, la formalización en la causa que lleva la Fiscalía de Yumbel sea fundamental, porque así se aclararía el panorama del actual jefe comunal.
No obstante, el hecho de ser formalizado no asegura que el PS le reste su apoyo al alcalde, ya que no existe consenso respecto de si la sola presentación de cargos basta para dejar de respaldar políticamente a los candidatos.
Mientras, los plazos juegan a favor de Del Pozo. La fecha tope de inscripción para participar en primarias quedó para el 26 de abril, y se está avaluando a nivel de partidos y Gobierno, aplazar los comicios para el 26 de junio.

Comentarios