Postergan operación de central Ñuble para 2022

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 10:55 PM 2017-05-26

El estudio de impacto ambiental fue aprobado en 2007.

En febrero de 2016, la generadora adjudicó a Agrosonda el contrato para la construcción de la bocatoma.

La empresa Eléctrica Puntilla -controlada por la Asociación de Canalistas del Maipo- resolvió aplazar para fines de 2022 la puesta en operaciones de la futura central Ñuble, que actualmente se construye en el río Ñuble, en la comuna de San Fabián, y que representa una inversión total estimada en US$420 millones.

La decisión fue comunicada por Hidroñuble al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) mediante el ingreso de una consulta de pertinencia fechada el 11 de mayo, con la cual informó los antecedentes para determinar si los cambios al cronograma del proyecto requieren de una nueva evaluación ambiental, considerando que las obras cuentan con una resolución de calificación ambiental desde 2007 y que los nuevos plazos no representan modificaciones al proyecto, manteniéndose los mismos impactos ambientales ya evaluados.

Cambios en el mercado
“En un contexto de un mercado eléctrico que está cambiando hacia la generación de energía solar y eólica, unido a un menor crecimiento de la demanda asociada al bajo crecimiento económico actual, se configura una reducción importante de energías tradicionales como la de este proyecto”, detalla el documento ingresado al SEA.

Según el titular, esta situación se ha reflejado en una importante baja en los precios de la energía en la actualidad y en el futuro cercano. 

Hidroñuble argumentó que el proyecto, que tendrá una potencia instalada de 136 MW, fue evaluado con el estudio de comportamiento del consumo realizado por la Comisión Nacional de Energía (CNE) en 2012, muy diferente al efectuado este año “lo que impacta sus ingresos y eventualmente, su producción”.

“Lo anterior obliga a extender el período de inversión hasta que la demanda vuelva a los niveles originalmente estimados para la evaluación de este proyecto, todo lo cual redunda en un desplazamiento de las actividades de la etapa de construcción hasta el segundo semestre del año 2022”, año en que según la CNE se alcanzarían los niveles de consumo inicialmente previstos para 2017.

Proyecto complejo
Como se recordará, los retrasos en las faenas han sido una constante durante la ejecución del proyecto, de hecho, en agosto de 2016 se informó la última modificación en los plazos, estimándose que la central no entraría en operaciones antes de abril de 2019.

Ello, luego que en octubre de 2015 la generadora resolviera poner término anticipado al contrato para la ejecución de las obras civiles con la empresa Vial y Vives, y que en febrero de 2016 adjudicara a Agrosonda los trabajos en la bocatoma, dejando pendientes los otros frentes, como la casa de máquinas y el canal de aducción.

Detrás de ello también hay factores financieros, pues el acceso al crédito se ha visto limitado debido a que la central no se ha adjudicado ningún contrato de suministro eléctrico.

A ello hay que añadir la fuerte oposición que ha debido enfrentar, principalmente de grupos ambientalistas y del municipio de San Fabián, y que se ha traducido en acciones administrativas y judiciales, en las que exigen la presentación de un nuevo estudio de impacto ambiental, debido a los cambios introducidos al proyecto original, como por ejemplo, el aumento de la superficie de bosque nativo a talar para el trazado del canal de aducción.

Energía más barata
La seremi de Energía, Carola Venegas, recordó que los precios de la energía en el mercado eléctrico chileno ya bajaron el año pasado, desde los 120 dólares por MWh en 2013 a un precio promedio de 50 dólares este año. 

En tanto, se agregan las estimaciones de la CNE, que en su último informe definitivo de precios de nudo de corto plazo proyectó que entre este año y el primer trimestre de 2021 el costo marginal promediará US$42,6 por MWh.

“A diferencia de otros proyectos, la central Ñuble no tiene un contrato de suministro de electricidad con el Sistema Interconectado Central”, lo que no la obliga a cumplir un plazo de puesta en marcha, explicó Venegas, quien precisó que el titular está evaluando cuándo podrían entrar en vigencia eventuales contratos que éste gestione.

Consultada sobre los argumentos esgrimidos por Hidroñuble para retrasar la puesta en operaciones y que apuntan a los cambios en el mercado eléctrico nacional, la autoridad sostuvo que “es difícil evaluarlo, porque en los últimos años ha habido varias subastas de energía, en donde empresas que todavía no tenían sus proyectos construidos se presentaron a la subasta y varias se la adjudicaron”.

Venegas desestimó que exista incertidumbre en el negocio eléctrico y destacó que durante la administración Bachelet se ha dado un marco favorable, “en donde a partir de la modificación de cómo se estructuran estas subastas, ha permitido ampliar de manera considerable el número de oferentes y las tecnologías que utilizan, con un impacto en los precios, pasando a ser el sector energía el que concentra más inversiones en el país, superando a la minería”.

“Nosotros hemos puesto a un sector de la economía que tenía poco dinamismo y poca competencia, y lo hemos hecho competir para el beneficio del país”, afirmó la seremi, quien concluyó que “hay empresas que entendieron esta política energética y se sumaron a ella y hoy tienen contratos que les permiten construir sus proyectos”.

Comentarios