TOP condenará por parricidio a asesino de “La Puca”

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Mauricio Ulloa 09:35 PM 2017-05-26

Para la Fiscalía este fallo significa un paso en materia de igualdad ante la ley.

“Él ya había matado y enterrado a otra mujer, era muy violento”
Carolina Burgos, hermana de la víctima

Con veredicto condenatorio finalizó el juicio por el asesinato de Miguel Ángel Melgarejo Riquelme, un joven travesti de 21 años, quien se dedicaba a la prostitución y en julio de 2016 fue asesinado de una puñalada por su ex pareja,  José Luis Cartes Quijada, quien además lo fue a enterrar a un sitio eriazo en el sector de Quilmo, para confesar el hecho un mes después, ante la PDI.

Si por un lado era más que esperable que el Tribunal Oral en lo Penal de Chillán declarara culpable a Cartes Quijada por este crimen, el centro del litigio entre el Ministerio Público y la Defensoría Penal Pública se centró en demostrar si se estaba o no ante un caso de parricidio, por lo que se discutió si esta figura era aplicable a personas del mismo sexo, si se podía establecer una relación de convivencia pese a que solo vivieron juntos cuatro meses (y de manera interrumpida) y, finalmente, si se trataba de una relación pública y notoria, que es lo que exige la ley para reconocer una vida de convivientes.

Finalmente, fue la tesis del Ministerio Público local, representado por el fiscal jefe de Chillán, Pablo Fritz, que terminó por convencer a los magistrados, quienes decidieron condenar a Cartes Quijada por el delito de parricidio. “Sin duda que esto es histórico”, expresó un satisfecho Fritz.

Para el fiscal “estamos dando un paso en materia de igualdad ante la ley, se modificó el Código Penal para incluir la figura de la convivencia dentro de lo que significa el delito del parricidio. Este paso marca un rumbo para lo que sin duda será la sociedad a futuro”.

Respecto a los otros requisitos que exige la figura, el fiscal los acreditó mediante testimonio de vecinos, familiares e incluso policías que acreditaron que ellos tenían un proyecto de vida en común.

Para el jefe de la Defensoría Penal Pública de Chillán, Antonio Guerra, el próximo paso es la recusión de nulidad, puesto que a su juicio se hizo una “errónea aplicación del derecho”.

Guerra cita la jurisprudencia última de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, que anuló un fallo del Tribunal Oral  de San Antonio que condenó por parricidio a una mujer por la muerte de otra.

“No es posible dar lugar a la existencia del delito de parricidio de personas del mismo sexo, porque es una infracción al principio de legalidad. Ya hay fallos que demuestran lo que estamos sosteniendo”, aseguró.

Comentarios