Partió cosecha de trufas en Coihueco

Por: Roberto Fernández Fotografía: VÍctor Orellana 09:15 PM 2017-05-26

El fox terrier “Arturo” fue el indiscutido protagonista de la primera cosecha de trufas de la temporada 2017, cuyo lanzamiento se realizó hoy en el Fundo Santa Fe (Camino a Tres Esquinas de Cato, en la comuna de Coihueco), donde están escondidos los llamados “diamantes negros de la cocina”, un apetecido hongo cuya mayor característica es la presencia del umami, un quinto sabor que reúne los clásicos: dulce, amargo, ácido y salado.

La actividad fue liderada por tres empresas ligadas al rubro: Katankura, Ruta Gourmet Secretos del Ñuble y Agrobiotruf. Asimismo, participaron representantes de Corfo (Comité de Desarrollo Productivo Regional) y de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA).

En ella se realizaron degustaciones, se presentó una muestra de productos y se desarrolló la tradicional “caza de trufas” con el perro adiestrado “Arturo” y un guía, en que el can detecta con su agudo olfato la ubicación de estos apetecidos hongos, los que crecen en simbiosis con diferentes especies de árboles, como el avellano europeo, el encino y el roble.

Durante la jornada se presentó, además, el recetario Gourmet Secretos del Ñuble, y se anunció la primera exportación oficial de trufas a Alemania, España y Estados Unidos a realizarse prontamente por parte de Katankura, única en la región que produce este hongo y que además, elabora productos trufados.

Sonja Ungar, gerenta de Katankura, comentó que en junio realizarán el primer envío de trufas a España directamente desde la planta ubicada camino a Cato, y luego, a Estados Unidos. Asimismo, reveló que cerró un acuerdo con Amazon para comercializar sus productos online.

Ungar expuso que durante la presente temporada esperan alcanzar una producción de 150 kilos de trufa fresca (el año pasado cosecharon 75 kilos), de los cuales prevén exportar 100 kilos, mientras que el resto se destinará tanto al mercado nacional como para la elaboración de productos trufados, como el aceite de trufa.

Además, destacó que el año pasado se adjudicó un proyecto habilitante para la Pyme con recursos del Comité de Desarrollo Productivo Regional, “que nos permitió adquirir maquinarias importantes para el proceso nuestro, específicamente para el desarrollo de un formato distinto, más pequeño, de botellas de 10 ml de aceite de trufa”.

Condiciones del cultivo
La empresa Agrobiotruf, a partir de 2009 y con el apoyo de FIA, ha permitido validar el cultivo de la trufa negra en Chile y ha sentado las bases para convertir al país en exportador. 

Rafael Henríquez, gerente de Agrobiotruf, afirmó que en Ñuble existen numerosas zonas con condiciones para el cultivo de trufas, y reconoció el creciente interés en la región por desarrollarlo, que se ha expresado en un aumento sostenido de las hectáreas destinadas a este rubro.

“Toda la zona que no está a orilla de mar y que empieza en la precordillera y del secano interior de la región tiene potencial”, dijo el profesional, quien precisó, no obstante, que el suelo es clave: “hay solo algunos nichos, como los fondos de valles, los suelos de texturas gruesas con arena, que podrían albergar los huertos”.

Y mencionó que “una de las grandes ventajas que tiene el cultivo es que no se afecta por las heladas, se beneficia, pues la trufa necesita frío para que madure, y se puede dar en zonas donde otros cultivos no resisten”, concluyó.

Comentarios