A fin de mes vence plazo para cambiar proyecto en Schleyer

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 08:25 PM 2017-05-25

Las nueve hectáreas del parque fueron ocupadas por grupos habitacionales.

5 torres de cinco pisos cada una serán edificadas en terrenos del Serviu

La familia de Juan Schleyer entregó el año 1929 nueve hectáreas solo para el desarrollo de un parque urbano. No se cumplió.

El Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu) parece, pese a la oposición vecinal y la propuesta municipal de un plan alternativo, haber cerrado las puertas a una negociación con la alcaldía para reinstalar el proyecto habitacional Schleyer en un terreno ubicado en Manuel Plaza con Huambalí,  que igualmente pertenece a la entidad estatal, tal como sugirió el alcalde Sergio Zarzar como opción para respetar la idea original de Juan Schleyer y hacer un área verde en el retazo ubicado al lado del Cesfam Isabel Riquelme.

“Las cosas no han cambiado nada y el alcalde de Chillán lo que hace es presentar como alternativa un terreno que le pertenece al Serviu”, planteó ayer el delegado provincial del Serviu, Óscar Crisóstomo, negándose a aceptar la propuesta que permitiría generar una plaza en el sector.

Para Crisóstomo el organismo que representa respalda el desarrollo de cinco torres de departamentos en una franja de 3.500 metros cuadrados que le pertenecen, proyecto que fue consensuado con la municipalidad y el comité de vivienda formado por 100 familias.

Pese a ello, vecinos del sector Schleyer piden que se construya un área verde, tal como fue el deseo de Juan Schleyer cuando donó un terreno de nueve hectáreas el año 1929, la mayoría de ellas usadas para otros fines.

El delegado del Serviu sostuvo que el próximo 31 de mayo vence el plazo para que la empresa El Manzano, que asesora a las familias, presente el proyecto para construir el conjunto habitacional, de tal manera que a fines de este año sean asignados los subsidios y las obras comiencen el año 2018.

Agregó que el municipio tuvo respecto de este proyecto dos posturas contrarias, pues por un lado apoyó al comité Nueva Esperanza y por otro lado alentó a la descendencia de Juan Schleyer para el desarrollo de una pequeña plaza, todo en un mismo terreno.

El jefe del Serviu planteó que ante la falta de opciones viables desde el municipio “seguimos trabajando con normalidad en el proyecto habitacional del comité Nueva Esperanza, resguardando todos los aspectos técnicos y sociales que se requieren”.

Agregó que “este proyecto se conversó y trabajó en conjunto con los organismos especializados de la Municipalidad de Chillán desde septiembre del 2016, que llevaron a la aprobación del proyecto por parte del municipio en abril pasado”.

El jefe local del Serviu dijo que la postura oficial del ministerio apunta a que “cualquier decisión que se resuelva en esta materia será con la aprobación de los comités de vivienda, tomando en cuenta los plazos comprometidos y las factibilidades técnicas”.

El grupo de familias favorecidas no está dispuesta a que se les cambie el terreno asignado para la construcción de los edificios.

El tema está marcado incluso por diferencias políticas, considerando que en el pasado familias ligadas a partidos de la ex Concertación construyeron viviendas en terrenos del parque Schleyer luego de que fueran loteados.

Comentarios