Continúan ataques de hackers a empresas locales

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Víctor Orellana 08:50 PM 2017-05-23

Los mismos usuarios dieron la voz de alerta en la clínica. La página web estuvo intervenida media hora.

Expertos dicen que la mayoría de los hackeos son inofensivos, aunque molestos.

2012 año en que se registró la única detención a un hacker en Chillán.

Fueron algunos usuarios de la Clínica Chillán, quienes en horas de la mañana de hoy, alertaron a los administradores de este centro de salud que su página web estaba hackeada y que en lugar del menú característico del sitio aparecía una leyenda y una cruz invertida sobre un fondo negro.

“Era bastante intimidante en realidad, al parecer se trata de hackers brasileños”, explicó el subgerente de la clínica, Francisco López.

La invasión cibernética se la adjudicó un grupo denominado “VandaTheGod Brazilian Cyberarmy”, que estuvo bloqueando el sitio de la clínica hasta un poco antes del mediodía, “porque ese fue el plazo que le pusimos a la empresa externa de hosting que tenemos contratada, y que son de Santiago”, apuntó López quien descartó mayores inconvenientes por el hackeo.

“Salvo por algunas horas que se podían haber sacado en el centro médico, ya que eso se puede hacer por internet, finalmente el problema se prolongó por cerca de media hora”, detalló.

Aunque la última vez que la PDI local detuvo a un hacker  fue en enero del 2012, y que resultó ser un escolar de 15 años autodenominado “Failroot” quien alteró la página web del Hospital Herminda Martín, los problemas de hackeos en Chillán están lejos de poder definirse como esporádicos.

De hecho, solo en la Universidad del Bío-Bío los intentos de hackeos “son más o menos 10 a la semana, pero como nosotros tenemos un sistema de bloqueo y programas que nos ayudan a prevenir estos ataques, nunca hemos tenido ese tipo de problemas”, comentó Miguel Pincheira, ingeniero informático de la UBB.

Para el experto, “la gran mayoría de los heckeos que afectan a las empresas, colegios o instituciones de acá de la ciudad son, yo diría en un 90%, totalmente inofensivos. Se trata de personas, por lo general muy jóvenes que lo hacen solo para saber si son capaces de hacerlo, no para robar información ni para causar daños”.

En Copelec, Leonardo Concha, del Departamento de Informática, también acusa intentos de hackeos periódicos, aunque no tan seguidos. “Nosotros detectamos cuatro o cinco intentos a la semana, no más que eso, pero creo que se debe solo a que somos una empresa que opera solo en la provincia. En las empresas más grandes es mucho más común”, detalla.

El hospital local, medios de comunicación escritos, digitales o radiales como Radio Macarena, una de las primeras en ser víctimas de estas intervenciones en el año2009, y colegios son los objetivos de los hackers a nivel local.  

Incluso la empresa de áridos Barrera fue víctima de un virus informático que aprovechando una falla de Windows retenía información pidiendo un pago por recuperarla, el Wannacry,  que ha estado afectando a múltiples sitios a nivel mundial, amenazándolos de destruir sus archivos e información si es que no les depositan 300 dólares en la moneda cibernética internacional Bitcoin.

Revisión constante 
Evitar que un hacker ataque los sitios de internet es relativamente fácil. Pero se requiere de disciplina.

“Lo que pasa es que los hackers están siempre pendiente de las actualizaciones de softwares como los sistemas operativos y tienen programas que les permiten detectar qué empresas no las han actualizado, por lo tanto conocen sus debilidades y por ahí entran”, dice Miguel Pincheira.

El informático agrega que se debe estar en constante revisión y mantención de lo equipos, a lo que su par de Copelec añade que “es una tarea de tiempo completo, pero que hay que hacer”.

Comentarios