Piden perpetua para asesino de joven travesti

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Fernando Villa 09:25 AM 2017-05-22

Hoy comienza el juicio oral en el que la Fiscalía local de Chillán pide la pena de presidio perpetuo calificado en contra del autor de uno de los crímenes más escabrosos de los últimos años en la Provincia de Ñuble.

Será el fiscal jefe de Chillán, Pablo Fritz, quien expondrá ante el tribunal el resultado de las investigaciones hechas por la Brigada de Homicidios de la PDI, y que apuntan a Juan Luis Cartes Quijada, en agosto del 2016, como el autor confeso de la muerte de Miguel Ángel Melgarejo Gutiérrez, (de 20 años a la fecha) y quien se dedicaba a la prostitución como travesti, utilizando el nombre de “Puca”.

El joven no sólo fue asesinado a puñaladas, sino que además, fue enterrado en un sitio eriazo en el sector rural de Quilmo, para lo que Cartes Quijada cavó una fosa de aproximadamente 60 centímetros de profundidad.

Las indagaciones apuntaron desde un principio a un crimen de orden pasional, ya que el homicida y la víctima habían sostenido una relación sentimental que incluso los hizo convivir por unos meses en la población El Roble de esta comuna.

Por tal razón, el fiscal Fritz adelantó a LA DISCUSIÓN que “estamos buscando que se condene por parricidio, toda vez que pretendemos demostrar que independiente de que ambas personas eran del mismo sexo, sí hubo un lazo sentimental que los hizo convivir”.

No tenía VIH
Cuando ya habían pasado algunos días de que Melgarejo no era contactado por sus parientes, en especial por su madre, la familia comenzó con una campaña en las redes sociales y, desde luego, acudieron a la PDI, no sólo para poner la denuncia por presunta desgracia, sino que para plantearle a los funcinarios de la BH que las principales sospechas recaían sobre Cartes Quijada, ya que sabían de su carácter agresivo y que en varias ocasiones lo había golpeado y amenazado, aparentemente por celos.

Además, el sospechoso, quien había estado casado y tenía hijos, ya había estado preso por homicidio, pena que tras cumplirla a cabalidad, logró borrarla de los archivos penales aprovechando las ventajas de la ley.

Si bien ese trámite impedirá a la Fiscalía siquiera mencionar tal antecedente en la audiencia de hoy, ello no impidió que la PDI lo comenzara a buscar en esos días de agosto.

Al verse cercado, se fue a entregar, confesó el crimen, dijo dónde lo había enterrado, pero también argumentó que lo mató por contagiarle el VIH, lo que finalmente, resultó ser falso.

Comentarios