Temible dupla de ataque quiere armar Astorga en Ñublense

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Agencia Uno 2017-05-13

Uno se formó en Everton y tiene que volver en junio a Ñublense tras jugar a préstamo en el cuadro viñamarino. El otro nació en la cuna del archirrival, Santiago Wanderers,  y fue goleador de la Primera B vistiendo la casaquilla de San Marcos de Arica.

Ambos se enfrentaron jugando el clásico porteño entre “ruleteros” y “caturros”, y coincidieron en la Selección Chilena Sub-17 que disputó el Sudamericano de Venezuela de la mano del técnico Jorge Aravena.

Sin embargo, el destino podría juntarlos de nuevo vistiendo la casaquilla roja de Ñublense.

Sí, un “ruletero” y un wanderino podrían unirse para dar vida a la dupla de ataque del Ñublense de Emiliano Astorga.

De hecho, es la sociedad que pretende tener en ofensiva el experimentado entrenador. Ambos jugadores se entusiasman con la opción del reencuentro y elogia las condiciones de su compañero.

Desde Viña del Mar Sebastián Varas, quien debe presentarse en Chillán en junio finalizado su préstamo en Everton, tras superar su lesión al talón de Aquiles, reconoce que Silva sería un gran aporte en el Rojo.

“Sí, con Michael jugábamos los clásicos cuando chicos, nos matábamos, yo por Everton y él por Wanderers. Desde esa época de juveniles que nos hicimos amigos, porque después nos llamaron a la Selección Chilena Sub-17 que fue al Sudamericano de Venezuela y viajábamos juntos. También jugamos en los Juegos Binacionales, y aunque yo era de la Gómez Carreño y él era de Placilla, nos hicimos amigos”, revela “Tatán” Varas, quien alaba las cualidades futbolísticas de Silva.

“El ‘Lorito’ (como apodan de niño a Silva) juega por todos lados del ataque, es un gran jugador y mejor persona, ojalá que llegue a Ñublense”, sentencia el atacante viñamarino.

“Sebastián siempre fue diferente”
El goleador de la Primera B con 13 tantos, Michael Silva, recoge el guante y desde Arica, donde acaba de firmar el finiquito esperando sellar un acuerdo con Ñublense ya que mantiene en pie las negociaciones, recuerda su sociedad con Varas y esos clásicos de niños.

“Con Sebastián nos conocemos hace mucho tiempo, jugamos clásicos desde pequeños, yo por Wanderers y él por Everton. Siempre marcó la diferencia, tenemos la misma edad (29 años), era la figura de su equipo en Everton, nos ganó, le gané, siempre fueron parejos los clásicos, eran muy atractivos, buenos, pero Sebastián siempre fue diferente. Por eso para mí sería un honor poder jugar con él, pero en el mismo equipo, por eso esperemos que todo esto se dé, que lleguemos a buen puerto y feliz de que Sebastián pueda volver a Ñublense y podamos hacer una dupla en la delantera”, recalca Silva, quien también evoca el paso con Varas por la Sub-17 de Chile.

“Sí, fuimos seleccionados Sub-17 de Chile, fuimos al Sudamericano de Venezuela. La verdad es que nos conocemos muy bien, por eso sería ideal volver a reencontrarnos al mejor nivel, como un goleador, por el bien de Ñublense. Le mando un gran abrazo y esperamos vernos pronto”, analiza Silva, quien tuvo pasos por el fútbol mexicano y además integró el seleccionado chileno Sub-20 que logró el tercer lugar en el Mundial de Canadá 2007.

Con respecto a la opción de fichar en Ñublense, es categórico. “Yo sigo negociando, ojalá se pueda dar. Ñublense es una gran institución y me hace mucha ilusión jugar en un club que tiene una gran hinchada y un lindo estadio, y reencontrarme con Sebastián Varas. Vamos a ver”.

Comentarios