Acusan escuchas telefónicas ilegales de la PDI en investigación

Por: La Discusión 09:30 AM 2017-05-08

Como ilegales declaró el Tribunal en lo Penal de Chillán las escuchas telefónicas que por orden del Ministerio Público de Chillán, realizó la PDI para resolver un caso de robo que afectó a la joyería Metal el pasado 3 de mayo de 2016.

Esto porque, para entonces, las escuchas telefónicas solo las autorizaba el juez de garantia para resolver casos de drogas y no para robos en lugar no habitado (lo que hoy sí se permite). En este caso, el teléfono de uno de los autores del robo fue incluido en una lista de otra decena que correspondía a personas que sí eran investigados por tráfico de drogas.

Si bien las cámaras de seguridad de la galería solo mostraban personas encapuchadas y muy pocas otras señales de las posibles identidades de los autores de la sustracción de joyas, relojes y anillos de oro, platino y plata, los que fueron tasados en cerca de 100 millones de pesos por su dueña, Leontina Morales, la brigada especializada en este tipo de delitos, la Brigada investigadora de Robos (Biro) logró dar con parte de lo sustraído cuando llegaron a los domicilios de Hernold Lara y Luis Galarce, ambos con amplio prontuario por robo.

Desde entonces permanecieron en prisión preventiva hasta el juicio oral que se llevó a cabo la semana pasada, en la que se produjeron dos incidencias que marcaron el desarrollo del proceso.

La primera, es que la Fiscalía  de Chillán había tipificado el delito como robo con intimidación en lugar no habitado, toda vez que algunas imágenes capturadas desde las cámaras de seguridad del recinto, mostraban cuando uno de los delincuentes arrancaba del lugar con un hacha en la mano, lo que a juicio del Ministerio Público, era un claro indicio de amedrentar al personal de seguridad de la galería.

Con este escenario la fiscalía pedía para Lara la pena de 15 años de cárcel y para Galarce, una de 10 años y un día.

Sin embargo, la defensa, a cargo del abogado Rodrigo Vera Lama, demostró que no hubo intimidación y solo se trataba de robo en lugar no habitado, dejando las penas en 3 años de cárcel para Lara y de 600 días para Galarce.

Al respecto, Jorge Aguillón, jefe de la Biro, dijo que “esas escuchas fueron autorizadas por el juzgado, nosotros nunca presentaremos pruebas ilegales, el día en que eso ocurra yo mismo me reporto, porque la PDI no necesita saltarse las leyes para cumplir con su deber”.

Sin embargo, “las escuchas como medio de prueba fueron desechadas por el tribunal por no ajustarse a derecho”, espetó Vera Lama.

Comentarios