El Ñublense de Astorga necesita reconstruir su columna vertebral

Por: Rodrigo Oses 2017-05-07

El nuevo técnico de Ñublense Emiliano Astorga y el máximo accionista del club Patrick Kiblisky comenzaron a proyectar la inversión en los refuerzos que potenciarán el plantel de cara al Torneo de Transición 2017 que arranca en julio. El entrenador hizo ver la necesidad de contar con una “columna vertebral” que sostenga la estructura del equipo. En este sentido, el cuerpo técnico cree vital que la inversión o esfuerzo de la dirigencia debe centrarse en cuatro jugadores que solicitó Astorga, aunque en total serán 6 ó 7 los que arribarán a Chillán.

En la columna vertebral asoman cuatro jugadores que acaban de terminar contrato con San Marcos de Arica, pero que están siendo tentados para renovar. Estos son el zaguero Hugo Bascuñán, el volante de corte Sebastián Méndez, el volante mixto Octavio Pozo y el atacante Michael Silva. Todos ellos han manifestado su intención de volver a trabajar con Emiliano Astorga y vestir la casaquilla de Ñublense. “Ojalá se pueda dar, Chillán es una gran plaza, pero hasta ahora nadie ha llamado”, recalca Bascuñán.

“Me hace mucha ilusión jugar en Ñublense”, adelantó Michael Silva, goleador de San Marcos de Arica con 13 goles y pretendido además por Rangers de Talca y el propio cuadro ariqueño.

Similar visión tienen sus compañeros, quienes esperan llegar a un acuerdo si reciben en las próximas horas desde Chillán.  En las otras dos posiciones restantes para completar los seis refuerzos en carpeta, todo indica que se buscará un creador de juego y posiblemente otro atacante, pues Astorga ha detectado una marcada carencia de gol, por lo que buscará potenciar el ataque de los diablos rojos.

Negociación

Ahora comenzará el proceso de negociación entre Rubén Espinoza, gerente deportivo, y los jugadores que solicitó Astorga. Está la opción que Ñublense le sugiera a Astorga tres alternativas por cada puesto de su columna vertebral, si es que Espinoza no llega a un acuerdo económico con la primera opción. O apostar a invertir en los jugadores que quiere el técnico para su columna, pero flexibilizar la elección para los otros puestos restantes con el fin de que no se “dispare” el presupuesto.

“Esperamos tener una plantel competitivo, ahora es un proceso que tenemos que ver con los dirigentes”, reflexiona Aníbal Pinto, preparador de arqueros y brazo derecho de Astorga.

Pinto asume que no habrá presupuesto para otro arquero, pues la prioridad está en otras posiciones, por lo que espera que Sebastián Contreras y Pablo Reinoso estén a la altura de un equipo que saldrá a pelear el primer lugar. La próxima semana visitará el Complejo Paso Alejo Astorga y también lo hará su preparador físico Denis Escobar, quien pretende recorrer y conocer todas las instalaciones para proyectar la pretemporada que arranca el 1 de junio. El cuerpo técnico evaluará la última semana de mayo a los juveniles de Ñublense para determinar quiénes pueden subir al primer equipo.

Comentarios