La historia de los runners de corazón

Por: Rodrigo Oses 2017-05-07

Carlos Mendoza Bruna es integrante del Club de Runnig “Ñuble Runners”. 

Tiene 29 años y es un apasionado empedernido del trote.

Lleva tres años y dos meses aproximadamente practicando la disciplina, la que abrazó con el objetivo de bajar unos kilos cuando estaba con sobrepeso.

Fue tanto su compromiso que pasó de la intención de perder peso a competir para ganar.

En la actualidad es uno de los destacados runners de Chillán.

“Mi preparación para una corrida es entrenar diariamente y descansando lo que corresponde solamente. Entrenó 6 días a la semana y recorro semanalmente 80 kms. aprox. Me alimento cada 3 horas. Las divido en desayuno-colación- almuerzo-once y cena”, detalla sobre su preparación.

Los logros más importantes de su palmarés son: 1er lugar General en la Maratón del Bío Bío en la distancia 10k-1er lugar General en la Corrida de Coihueco (10k), 1er lugar General en la Corrida por el Huemul (10k) y en las corridas Cocochi (5k) y en la Media Maratón de Coronel  (10k), entre otras innumerables corridas donde brilló en el podio, mostrando temple, técnica y un gran fondo físico para llegar a la meta con los brazos en alto.

Carlos sabe que este deporte le cambió la vida y le dio salud cuando parecía que su sobrepeso no tenía solución. “Claramente el running es un estilo de vida muy sano. El cual ayuda de gran manera a mucha gente a combatir la depresión en el caso mental y en otros para tener una salud física como corresponde. Como digo siempre, el running es como una cuenta de ahorro para el futuro”, sentencia.

He subido más de cien veces al podio, tengo más de cien medallas”, revela Claudio Pérez Arroyo, un verdadero ícono del running chillanejo y del Club 3 Runners, que viene de ganar la Maratón de Mendoza en los 21 kms.

Este sociólogo de 37 años se ha transformado en un corredor incansable, ganando cuanta corrida o media maratón se realice en Chillán y Ñuble. ¿Su secreto? Disciplina en el entrenamiento. Comenzó hace diez años en el running, trota de 80 a 90 kms. semanales y su especialidad son los 10 kms. Otra clave es la alimentación.

“En mi alimentación consumo harta verduras y frutas, las carnes las consumo con moderación, evito la comida chatarra, pero sí consumo harto pan. Y nunca tomo bebidas azucaradas y cuando se da la ocasión, en algún evento siempre, consumo bebidas light o zero”, detalla, antes de profundizar en el secreto de sus triunfos.

“La clave de mis triunfos es la constancia, entreno casi todos los días, solamente dejo un día a la semana para descansar, y no todos los días los entrenamientos tienen que ser exigentes.También estoy agregando ejercicios específicos en el gimnasio que antes no hacía y eso me ha ayudado bastante a fortalecer y mejorar mi rendimiento”.

Claudio cuenta que usa zapatillas para entrenar y otras para las competencias, las que ha podido renovar merced a los premios que ha ganado.

Para Pérez el running es parte de su vida.

“El running para mí ya significa un estilo de vida. Gracias al running cambié mis hábitos alimenticios, gracias al running comencé ser más ordenado, dejar atrás el carrete y la vida bohemia. El running tiene una gran influencia en la sociedad misma ya que muchas personas ven en este deporte una posibilidad de integración, este es un deporte democrático”, sentencia.

Con tan solo 14 años, la sorprendente Sarai Flores, también integrante del Club 3 Runners, asoma como la gran promesa del running femenino chillanejo.

Con un biotipo privilegiado para la disciplina y un compromiso inquebrantable con el entrenamiento, ya está superando a corredoras más experimentadas. Hace poco lideró la categoría general damas de la Corrida por los 70 años de la UBB.

Y eso que comenzó a correr de manera competitiva hace un año y 6 meses.

“Comencé porque me gusta correr. La clave es tener una buena alimentación y un buen preparador físico, y el entrenamiento. Entreno 3 a 5 días a la semana y entre 25 kms. más o menos diarios a la semana”, detalla Sarai, que maneja una dieta estricta.

“Mi alimentación es manejada por una nutricionista del club. En corridas federadas soy de categoría cadetes y en corridas de calles juvenil”, expresa la runner que tiene un nutrido palmarés a su corta de edad. “Gané el provincial que organizó el Colegio Padre Hurtado en el año 2016. En ese mismo año integré el equipo de la Región del Bío Bío, que fue campeón de Chile en categoría cadete. He ganado en varias corridas de calle y la última fue en Lota donde obtuve el 1er lugar en categoría y 2ª en la general”, enumera.

La deportista que cursa segundo medio en el Insuco, apuesta a liderar los torneos federados que organiza la asociación atlética del Bío Bío, aunque sus metas personales son siempre llegar a la meta y disfrutar cada corrida.

“Mi sueño más grande es llegar algún día a ser seleccionada chilena”, revela entusiasmada, soñando con ponerse la camiseta de Chile. Para eso, agrega, su entrenamiento se ha profesionalizado con el pasar de los días.

“Yo hago entrenamiento físico y técnico, es decir que trabajo en gimnasio y en pista, nuestros entrenadores se preocupan de alternar los entrenamientos. Lo digo porque hay personas que creen que solo nos dedicamos a trotar. Pero hay mucho  esfuerzo detrás de eso, pero también hay mucho apoyo”, reflexiona orgullosa la runner de 14 años que tiene encandilado a los amantes de esta disciplina.

“A Sarai le encanta esto. Es su vida. Le encanta correr. Y está muy motivada. Yo la voy a apoyar siempre”, refuerza Marta Jara, su madre orgullosa, pues sabe que está en presencia de una campeona en potencia.

Leandro Baeza cuenta que le encantaba correr. 

Y disfrutaba ese momento cuando jugaba fútbol o iba al campo.
“Recuerdo que empecé a competir por mi liceo Insuco, ellos me incentivaron y apoyaron en gran parte. Bueno ya llevo como un año y medio”, evoca el runner de 18 años que egresó de cuarto medio del Instituto Superior de Comercio.

El entrenador de Leandro es el runner Claudio Pérez, protagonista también de este reportaje y miembro del Club 3 Runners. 

“Bueno tenemos entrenamientos específicos que nos preparan para afrontar cada competencia de la mejor manera posible, de eso se encarga mi profe Claudio Pérez y  de la parte física Felipe González. Entrenó seis días a la semana, y se corren entre 10 kms. a 15 kms. diarios, y en las tiradas largas son entre 20 a 30 kms., generalmente los domingos”, describe Baeza, cuando le preguntan por su régimen de entrenamiento.

Su alimentación también es exigente. El éxito no es gratuito. “Bueno en mi caso es una alimentacion bien completa ya que como de todo un poco, hartos carbohidratos, verduras, frutas y líquidos”, asegura el delgado runner, que tiene logros en la serie juvenil.

“Bueno en la categoría juvenil conseguí varios primeros lugares tanto en Temuco, Concepción, Pelluhue. En la Corrida del Mall, vengo de haber hecho una buena marca en Santiago, también clasifiqué al Nacional de Cross Country en Osorno,  ahora ya pasé a categoría adulta donde espero tener buenos lugares”, apunta Leandro, quien tiene claro sus metas.

“Las metas principales son mejorar mis tiempos, meterme de lleno en los 5.000 que es mi prueba favorita. Quizás por ahí correr un 21 km, pero todo lo debo ver con mi profesor Claudio Pérez y mi representante Omar Becerra, que me apadrinó y me ha ayudado en todo, tanto en implementación como en viajes, y atención física”, comenta el runner del Club 3 Runner, que viene saliendo de una cirugía, la que le ha impedido entrenar en plenitud de condiciones. Finalmente, explica por qué el running lo marcó:

“Ayuda a andar más activo, es una adicción que te incentiva a dar lo mejor de cada uno, es una competencia mano a mano con uno mismo, esa es la magia venderse a uno mismo, ya sea bajando una marca o terminando una competencia, influye mucho la mentalidad, el esfuerzo, la constancia, y la disciplina, me cambió la vida”, concluye.

Comentarios