Nuevo plan incluye consultas a la comunidad para perseguir el crimen

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Víctor Orellana 08:50 PM 2016-03-31

La participación ciudadana en la persecución penal de los delitos es la gran novedad que trae aparejado el nuevo Plan de Análisis del Acontecer Criminal, ideado por el Ministerio Público, que al menos en Chillán ya comenzó.


Lo que podría parecer una mera sutileza es un cambio  potente en el paradigma operativo de la institución persecutoria, porque con claridad y simpleza el Ministerio Público, desde su creación en 2003, había zanjado que no eran un órgano preventivo del delito, sino persecutorio estrictamente. 


Es decir, operaban solo en la medida que se denunciara formalmente alguna acción criminal.


Sin embargo, dentro del Plan de Fortalecimiento del Ministerio Público promulgado por la Ley 20.861 del 22 de agosto de 2015, en uno de sus artículos se crea el llamado “Sistema de Análisis Criminal y Foco Investigativo”, que no solo modifica la Ley Orgánica de la Fiscalía en torno a la creación de estos sistemas de análisis criminal, sino que da un claro paso a la prevención, en un inédito y complejo modo que significará, entre otros aspectos, el de levantar la información de la percepción ciudadana a modo de “dato blando”.


En contacto con la gente
La fiscal Paulina Valdebenito, quien estará a cargo del funcionamiento de este programa a nivel provincial, dijo a LA DISCUSIÓN que “no se trata de recopilar datos duros solamente, como los que recopila el Pacic de Carabineros, porque no es que se busque determinar que en tal esquina se están cometiendo tantos robos por sorpresa al día, aquí se trabajará con el dato blando, con la percepción ciudadana, y es por eso que una de las actividades que se están realizando es ir a la comunidad organizada y recoger percepciones y opiniones”. 


La fiscal propone que estas nuevas investigaciones partirán con las necesidades de cada sector poblacional, las que se conocerán conforme a su propia percepción.


“Por ejemplo, a lo mejor las denuncias recogidas por carabineros en Coelemu dicen el delito de mayor comisión, pero si se les pregunta a los vecinos de ese sector, nos damos cuenta que a ellos lo que les complica más es un delito que tal vez presenta un menor número de denuncias”, aclara.


Uno de los objetivos perseguidos por la Fiscalía es mejorar el tratamiento de contacto que actualmente hay con las víctimas y testigos, pero ahora ya no es necesario ser víctima (como lo era hasta el año pasado) para ser parte de este sistema, sino que esto se dará gracias al contacto que estas unidades hagan con la comunidad organizada para poder levantar la información de los delitos que está generando mayor conmoción en cada barrio. Eso no lo da el dato duro, entonces si tenemos ambos datos nuestro trabajo a la hora de perseguir penalmente algún crimen será más satisfactorio para todos”.


Para cumplir con estos propósitos, desde la Fiscalía local ya han sostenido reuniones con el alcalde Sergio Zarzar y la gobernadora Lorena Vera, con el claro objetivo de establecer las modalidades de colaboración y un cruce de datos respecto a los delitos que más afectan a la comunidad, por lo que se consultará la opinión del municipio, la gobernación, juntas vecinales y otras entidades sociales representativas.


Son cuatro los expertos que estarán trabajando en esta labor de análisis, y sus informes serán entregados al fiscal José Patricio Aravena, quien determinará entonces cuáles son los focos geográficos y qué delitos puntuales se comenzarán a investigar


Más datos agregados
Otras de las novedades aparejadas con la implementación de este plan es la tabulación y análisis de datos que, hasta entonces, formaban parte de las carpetas que se archivaban por la poca información que proporcionaban a los fiscales.


“Hasta ahora, había  muchas carpetas que se archivaban por contener información insuficiente como para iniciar una investigación, es decir si hubo un robo y solo se sabe que el ladrón llevaba un tatuaje en un brazo y que tenía el pelo negro, es casi imposible poder trabajar con esos únicos antecedentes. Esas carpetas no se volvían a consultar, pero lo que se busca hacer ahora es que esos datos se agreguen a las nuevas carpetas que ingresan con cada parte policial que vuelva a ingresar, para que todas esas declaraciones que antes se archivaban no se sigan perdiendo y se sumen como dato agregado”, finalizó la fiscal.

Comentarios