Sistema no predijo la primera Alerta del año el pasado jueves

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 10:45 PM 2017-05-06

No haberse decretado el elevado estado de saturación evitó que se activaran las restricciones al consumo de leña

Este viernes se proyectó la primera jornada de polución extrema por humo y se inició el trabajo fiscalizador

Luego de 32 días de aire bueno y uno regular constatado por el medidor de la estación Purén, finalmente el pasado jueves se produjo la primera jornada crítica de contaminación ocasionada por el humo de leña.

De acuerdo a los registros del instrumento, ese día la intercomuna tuvo un promedio de saturación por material particulado fino 2,5 (MP2,5) correspondiente a una Alerta Ambiental, luego de alcanzar los 87,8 microgramos por metro cúbico (ug/m3) del tóxico componente respirable durante 24 horas.

Según los rangos de calidad del aire establecidos por el Ministerio de Medio Ambiente, un lugar es óptimo cuando contiene menos de 50 ug/m3 de MP2,5 y se considera regular mientras se mantenga entre los 50 y 80 puntos de polución promedio diario.

Una Alerta contiene emisiones finas en los niveles que van desde los 80 y 110, mientras que la Preemergencia sugiere una contaminación por MP2,5 que va desde los 110 hasta los 170 ug/m3. Toda saturación extrema que sobrepase los 170 se trata de una Emergencia.

Dos fallas en el pronóstico
Seis meses durará el programa operacional de gestión de episodios críticos que contempla el Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) de Chillán y Chillán Viejo.

El documento establece que durante ese tiempo, que rige desde el 1 de abril al 30 de septiembre de todos los años, la Intendencia Regional del Bío Bío tendrá la tarea de anunciar los pronósticos de calidad del aire de la intercomuna con 24 horas de anticipación, con el objetivo de que activen las restricciones al consumo de leña fijados en el texto ambiental y así controlar las emisiones propagadas por la combustión del popular combustible, mediante la fiscalización en terreno de industrias y viviendas, solo cuando se anticipen Alerta, Preemergencia y Emergencia.

Si bien hasta el último lunes las proyecciones de la autoridad regional habían coincidido con lo que realmente se vivió, el martes la anticipación de aire Bueno no se condijo con el estado Regular que anotó el monitor Purén.

La segunda falla del modelo predictivo, controlado por el Ministerio de Medio Ambiente,  se generó el último jueves.

Para ese día se decretó un aire del tipo regular, ambiente respirable que al final del día resultó haber sido el primer episodio crítico por humo de leña de la temporada, en el cual se registró un peak horario de 406 ug/m3 de MP2,5 a las 20.00 horas.

La no anticipación del estado crítico del aire evitó que los funcionarios de las cinco reparticiones públicas con facultades inspectivas (Delegación Provincial de la Seremi de Salud, Superintendencia de Medio Ambiente, Corporación Nacional Forestal y los dos municipios de la intercomuna), salieran a la calle a realizar sus labores.

En el caso de la Autoridad Sanitaria, el PDA la autoriza a fiscalizar que los habitantes de la Zona Saturada de Ñuble no emitan más de 15 minutos contínuos de humo visible entre las 18.00 y 6.00 horas, en la operación de calefactores y cocinas a leña.

Jornada de fiscalización
Este viernes oficialmente la Intendencia Regional declaró Alerta Ambiental, lo que obligó a la Delegación Provincial de la Seremi de Salud a coordinar cuadrillas de inspección en  las calles de Chillán y Chillán Viejo.

Ricardo Espinoza, encargado de la unidad de Gestión Ambiental del organismo de Gobierno, adelantó que la jornada se iba a desarrollar con un total de nueve funcionarios, los que estarían distribuidos en grupos de tres.

Cada cuadrilla tuvo la misión de recorrer distintos puntos de la intercomuna y de acuerdo a la estrategia usada el año pasado, se trató de un patrullaje visual en los sectores donde se infringe la restricción.

“Se atrasaron una semana aproximadamente los episodios críticos en relación al 2016. Ejecutaremos el mismo estilo de trabajo del año pasado, primero haciendo recorridos generales y después  focalizando la fiscalización en poblaciones que veremos más complejas por humo de leña”, detalló.

Espinoza admitió que el 2016 se detectó sectores más conflictivos en cuanto a la generación de contaminación, de modo que, explicó, este año se tendrá especial atención en esas zonas.

A la jornada de este viernes se sumó el gobernador de Ñuble Alvaro Miguieles, quien junto a Carabineros de Chile participó de una ronda de fiscalizaciones educativas para difundir las medidas preventivas en tiempos de alertas ambientales.

La acción se enmarcó en la Mesa de Descontaminación Ambiental impulsada desde la gobernación y en la que participan los servicios públicos, además de la Secretaría Regional del Ministerio de Medio Ambiente.

Operatividad
Un 94,5% de acierto obtuvo el sistema de pronóstico en el  otoño-invierno 2016. Solo en 10 de los 183 días de la temporada ofreció proyecciones ambientales erróneas, en las que se minimizó el nivel de contaminación que se preveía. 

En rigor, se entiende que un anuncio es correcto cuando el estado de calidad del aire que se entrega coincide o es menor al nivel de polución constatado por el monitor de la estación Purén. Contrariamente, si es que con la declaratoria se advierte para la intercomuna un ambiente respirable con menos toxicidad de la que realmente se vivió, se concluye que falló el anuncio.

El seremi de Medio Ambiente, Richard Vargas, recalcó que el mecanismo de proyección de la calidad del aire es perfectible y que no solo depende de las condiciones climáticas que se produzcan, sino que también del comportamiento que tenga la gente en cuanto al consumo de biomasa.

Sin embargo, el personero de gobierno destacó los resultados de operatividad conseguidos por el modelo  el año pasado y los que hasta ahora se han anunciado.

Para este sábado la proyección de calidad del aire es de Regular, por lo que no existe prohibición alguna al uso de leña.

Comentarios