Ministro de Justicia admite nulo avance de cárcel local

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Victor Orellana 09:50 PM 2017-05-05

Tras más de 10 años de incesantes estudios, la construcción de una nueva cárcel para la ciudad de Chillán sigue siendo una promesa y no es posible establecer con certeza cuándo existirá un recinto penitenciario fuera del centro urbano.

El miércoles el ministro de Justicia Jaime Campos admitió a medios regionales que no existe avance alguno respecto del centro penitenciario para las provincias de Ñuble y Bío Bío, esto a pesar de las gestiones que han sido realizadas desde el año 2007.

El secretario de Estado  expresó en Concepción que existe nulo avance para concretar esta iniciativa, que había  sido priorizada para ambas provincias, sobre todo después del terremoto de 2010, cuando los penales de Chillán y Los Ángeles sufrieron severos daños, tanto que el de la capital de Bío Bío no pudo ser repuesto.

El ministerio inicialmente propuso un centro carcelario propio para Chillán, para lo cual avanzó en estudios que terminaron el año 2010 con la suscripción de una oferta para adquirir un sitio en San Nicolás, el que posteriormente fue desechado durante el Gobierno de Piñera, que cambió de modelo y prometió una cárcel biprovincial, lo que no se pudo cumplir.

Campos sostuvo que la iniciativa estatal no ha fructificado por el rechazo de las comunidades donde ha sido propuesto el penal, como también por la especulación inmobiliaria que ha derivado en alzas de los terrenos prospectados.

“Tema no prioritario”
El senador Víctor Pérez Varela (UDI) expresó este jueves que las declaraciones del ministro son el primer reconocimiento respecto de que este tema no es prioritario para el Gobierno, que en cambio, había anunciado que trabajaba en la construcción del penal.

“Siempre se nos decía que había avances, lo que no era verdad, como lo reconoce ahora el ministro. Esto demuestra una ineficiencia de la Seremi, que estaba a cargo de buscar terrenos”, planteó el congresista.

Agregó que la solución  propuesta para ambas provincias,  como es una cárcel biprovincial, no es técnicamente aceptable, pues generaría múltiples problemas para reos, abogados, funcionarios y familiares de los presidiarios.

Pérez Varela agregó que se debe retomar la idea original de una cárcel para Chillán, considerando que la Provincia de Ñuble llegará a ser una región que requiere plena autonomía de sus recursos y en el manejo de un recinto penal.

Sobre el tema el alcalde Sergio Zarzar comentó que es una necesidad comunal el retiro del penal instalado en pleno centro de la ciudad.

“Lamentamos que a la fecha nadie se haya hecho cargo de la sentida necesidad de Chillán de sacar el penal del lugar que está emplazado hasta hoy. Es de esperar, por el bien de toda la comunidad, que el tema sea abordado por las instancias correspondientes para cumplir con su pronto traslado”. 

Agregó que “en más de una oportunidad he manifestado mi posición frente a una eventual cárcel biprovincial y su inconveniencia dado las distancias involucradas que afectarían el proceder de Gendarmería y los propios familiares de los reclusos”.

Comentarios