Delincuente muere tras negarse a acudir al hospital en Chillán

Por: F. Ahumada / C. González Fotografía: La Discusión 09:55 PM 2017-05-02

Fue un homicidio. Al menos en la Brigada de Homicidios  (BH) de la PDI de Chillán no tienen mayores dudas.

¿Quién fue el autor de la muerte de Héctor Ulises Cea López y por qué le dispararon a este hombre de 31 años?  Aún es un misterio para la unidad investigadora que, por orden del Ministerio Público, comenzó con los peritajes y empadronamiento en el entorno de la casa ubicada en calle Cerro Paranal, del sector Brisas de Ñuble, en la zona oriente de Chillán.

Su cuerpo fue encontrado  con un impacto de bala en la zona lumbar, en el segundo piso de esta casa, perteneciente a una amiga de Cea López, vivienda a la que la víctima había llegado cerca de las 02.00 de la madrugada del martes para pasar la noche allí.

El comisario Luis Garrido, jefe de la BH, explicó a Radio La Discusión 94.7 que “esta persona llegó con una herida, un impacto de bajo calibre, lo que  fue advertido por la dueña de casa que lo recibió, incluso hay antecedentes de que incluso se llamó a un móvil para que lo trasladara a un centro asistencial, pero él lo habría rechazado”.

Según las declaraciones recogidas en el lugar por la BH, la mujer salió temprano de la casa, cuando Cea López aún estaba con vida, y más tarde, cuando la mujer volvió a la casa, como a eso de las 18.00 horas, escuchó la caída del cuerpo, en el segundo piso, y al subir lo encontró sin vida, por lo que llamó a carabineros.

Fue personal de la Tenencia Chillán Oriente el que se presentó en calle Cerro Paranal,  verificando que Cea López estaba fallecido, por lo que se dio cuenta del hecho a la fiscal Marcia Venegas, quien a su vez dispuso que fuera la Brigada de Homicidios (BH) la que se encargara de la investigación.

“La persona yacía al costado de una cama, y de acuerdo a una inspección ocular que se le realizó al cuerpo, presentaba una herida que era explicable y compatible con disparo con arma de fuego”, informó la BH, certificando la presencia de terceros en este incidente, que representa el séptimo homicidio ocurrido en Ñuble este 2017, de los que seis se cometieron en la zona jurisdiccional de la Fiscalía de Chillán y un séptimo corresponde a un parricidio.

Posible ajuste de cuentas
Para el personal investigador el que Cea López haya rechazado ir al hospital a que lo atendieran por el impacto balístico, y el que tuviera diversos antecedentes por robo y otros delitos relacionados cometidos contra la propiedad, les da una primera línea investigativa, y esta sería la de un ajuste de cuentas, conforme al código delictual.

“No podemos afirmar nada aún, como siempre pasa en estas situaciones, no se puede descartar nada tampoco, pero creemos que para mañana podría haber más claridad respecto a este hecho, porque ya estamos entrevistando a varias personas y la dueña de casa es una de las que están siendo interrogada, eso podría ser fundamental en la investigación”, precisó.

Cea López vivía en Chillán y cumplió una condena por robo en la cárcel local, por lo que su nombre no era desconocido en el mundo del hampa.

Para la PDI es, además, probable que cuando Cea López llegó herido a la casa, la dueña del inmueble hubiera estado acompañada de más personas, quienes eventualmente podrían tener más información.

Hasta el cierre de esta edición no había detenidos por este homicidio.

Comentarios