Sigue internada la menor de Ñuble víctima de la "Ballena Azul"

Por: Carolina Gómez Fotografía: http://diarioinforme.net/ 04:20 PM 2017-05-02

Estable y bajo observación médica permanece en el Hospital Herminda Martin de Chillán la menor de 14 años, proveniente de San Nicolás, que el sábado ingresó al recinto luego de haberse autoinferido cortes tras participar en el juego "La Ballena Azul".

El caso de la adolescente, quien aseguró estar cumpliendo con los desafíos del juego que mantiene en alerta a la comunidad internacional por incitar al suicidio, es el primero que se registra en la provincia de Ñuble, sin embargo, no se descarta que existan otros casos. 

Así lo confirmó Carlos Hernández, médico que atendió a la menor y que realizó un fuerte llamado a las familias para que presten atención a sus hijos. 

"Ya tenemos casos concretos y sabemos que hay interés de que los adolescentes ingresen al juego. Acá apuntan a niños vulnerables y en nuestra zona tenemos una población vulnerable bastante importante, así que las familias deben conversar con sus hijos, revisar lo que ven en redes sociales y tomar medidas de seguridad", manifestó el especialista.

Esta misma opinión comparte Inés Gática, psicóloga clínica, quien sostuvo que en estos casos se sugiere mejorar la comunicación. 

"Una buena herramienta de cercanía y confianza es escuchar con calma, sin molestarse ni por muy en desacuerdo que estén. Reconocerle afectuosamente su buena actitud de conversación, esto retroalimentará al joven para una nueva confesión o participación de interacción compartida. Prestar atención a ciertas conductas localizadas como; desmotivación por los estudios, despertarse muy temprano, no alimentarse durante un día, cortes de labios, silencio absoluto, cambios de religión, dibujos de ballenas azules o cualquier cambio que consideren anormal, ya que son muchos los juegos peligrosos que circulan por las redes sociales", argumentó.

La especialista agregó además que "los chicos más vulnerables a ser víctima de esta ciberpatología son aquellos con personalidad introvertida con tendencia depresiva asociadas a carencias afectivas emocionales. Estos jóvenes tienden a una mayor dependencia con la tecnología asociada a una adicción de conexión por la necesidad de reconocimiento y aceptación de un grupo, especialmente cuando no cuentan con el acompañamiento emocional de su familia".

La profesional hizo un llamado a prestar atención a los cambios localizados "y realizar psicoeducación orientativa como tema de conversación familiar, supervisar en cierto grado las redes sociales de sus hijos, quienes son sus amigos, cuáles son sus interés con quienes los comparte etc."

Finalmente Gática manifestó que si los intentos familiares por ayudar al adolescente no se logran, deben pedir ayuda psicológica, ya sea para tratar al menor profesionalmente o para entregarles a los padres herramientas que aporten a la convivencia diaria de familia.

Comentarios