12 años de cárcel para chilenos que atentaron contra basílica española

Por: AFP Fotografía: Agencia Uno 09:55 AM 2016-03-31

La Audiencia Nacional española condenó este jueves a doce años de cárcel a dos chilenos de ideología anarquista por estallar una bomba en la emblemática basílica del Pilar, en Zaragoza (noreste), que hirió a una mujer.

Mónica Andrea Caballero Sepúlveda, de 27 años, y Francisco Javier Solar Domínguez, de 36, fueron condenados por delitos de lesiones y daños terroristas por este ataque el 2 de octubre de 2013 en uno de los templos mas importantes del país.

El tribunal, sin embargo, los absolvió del delito de pertenencia a organización terrorista que defendía la fiscalía, asegurando que actuaron "de manera autónoma" y "sin que conste que estuvieran integrados en algún grupo de afinidad de FAI/FRI", un grupo internacional poco estructurado de ideología anarquista insurreccionista.

Tras el juicio, celebrado entre el 8 y el 10 de marzo, el tribunal entiende probado que la pareja colocó "un artefacto explosivo compuesto por una bombona de gas butano, dos kilos de pólvora negra y un reloj activador (...) en un punto ubicado en la nave central del templo".

La explosión causó "una incapacidad permanente parcial del 25%" a una mujer herida que estaba visitando la basílica y daños materiales en el interior del templo tasados en 182.600 euros.

La fiscalía reclamaba 44 años de prisión para cada uno pero la Audiencia Nacional, encargada de los casos de terrorismo en España, redujo la pena al considerar que la bomba "era de fabricación casera y de gran simplicidad" y "carecía de potencia destructiva".

Durante el juicio, Caballero Sepúlveda y Solar Domínguez rechazaron las acusaciones y negaron haberse desplazado a Zaragoza ese día pero "las pruebas practicadas les quitan la razón", señala la sentencia, indicando que ambos fueron captados en los alrededores de la basílica por cámaras de seguridad.

Por todo ello, el tribunal los condena a 12 años de prisión y a una indemnización conjunta de 22.775 euros para la mujer herida y de 182.600 para los gestores de la basílica.

Los chilenos también estaban acusados de querer atentar en el monasterio de Montserrat, cercano a Barcelona (noreste), porque encontraron en su casa información de este templo pero esto no pudo probarse en el juicio.

Según dijo el gobierno español tras su detención, la pareja ya fue juzgada en Chile por un ataque similar en una iglesia de Santiago en 2009 pero fueron absueltos "por un error procedimental".

Comentarios