Pese a ordenanza, plebiscitos nunca han sido convocados

Por: Jorge Chávez Fotografía: Víctor Orellana 12:05 AM 2017-04-29

Preferentemente se deben hacer en día sábado y en un lugar de fácil acceso.

5% del Registro Electoral debe respaldar el pedido de plebiscito con una firma.

Los costos de los plebiscitos comunales son con cargo al presupuesto municipal.

En agosto del 2011 la Municipalidad de Chillán promulgó la ordenanza de participación ciudadana, documento con el que las autoridades buscaron garantizar la socialización de los temas de ciudad.

Cuatro mecanismos se establecieron en el texto: plebiscitos, consejo comunal de organizaciones de la sociedad civil, audiencias públicas y las OIRS (Oficinas de Información, Reclamos y Sugerencias); además, indica que el aporte ciudadano puede darse a través de organizaciones comunitarias y otros instrumentos.

Todos se han venido cumpliendo de manera regular en los últimos seis años a excepción del primero, precisamente el llamado a ser el más importante.

Ningún plebiscito se ha realizado en la comuna, pese a que no han faltado las instancias para ser invocados, como el vigente Plan Regulador Comunal.

Instrumento ciudadano
De acuerdo a lo especificado por la normativa edilicia, se entiende como plebiscito aquella manifestación de la voluntad soberana de la ciudadanía local, mediante la cual ésta manifiesta su opinión en relación a materias determinadas de interés comunal.

Los temas que pueden ser materia de plebiscitos son los programas o proyectos de inversión específicos en las áreas de salud, educación, seguridad, urbanismo, desarrollo urbano, protección del medio ambiente y cualquier otro que tenga relación con el desarrollo económico, social, deportivo y cultural de la comuna.

Asimismo, puede ser usado para la aprobación o modificación del Plan Regulador Comunal (PRC) y el Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco), además de otros intereses de la ciudad, siempre que sean propias de la competencia del gobierno local.

El texto detalla que  el Concejo Municipal (con la aprobación de los dos tercios) o mediante la petición directa de los ciudadanos (avalada por al menos el 5% de los inscritos en los Registros Electorales), podrán exigir la realización del plebiscito, cuyo resultado será vinculante para la autoridad comunal solo si participa más de la mitad de los aptos para hacerlo.


Vecinos 
Tres procesos de participación ciudadana se aplicaron durante la etapa de elaboración del PRC, a razón de que debieron repetirse ante la existencia de observaciones.

Si bien la comunidad expuso una serie de planteamientos al documento, éstos no fueron acogidos por la municipalidad, pues por ser ellos de fondo, habrían cambiado todo el modelo que se pretendía aprobar y finalmente se promulgó en julio de 2016.

Sin embargo, el gobierno comunal está preparando una serie de modificaciones en la recientemente publicada hoja de ruta, las que apuntarían a aumentar la altura de las edificaciones y ampliar las zonas urbanas, planteamiento que no es del todo compartido por los habitantes de la zona.

La presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Chillán, Cecilia Henríquez, si bien admite no haber tenido conocimiento del relevante instrumento que tienen en sus manos, no descarta hacer uso de él. “Nunca se ha hecho un plebiscito, pero ahora que sabemos que existe una alternativa de participación directa y vinculante, puede ser que lo tomemos en cuenta”, comenta.

La dirigenta señala que una posible instancia de invocación serían los cambios que se pretende hacer al PRC, ya que existe una clara postura contrapuesta entre la idea de flexibilizar el crecimiento vertical de las construcciones y la de los vecinos, quienes se oponen a esta posibilidad.

“Sería muy bueno que de una vez por todas no solo se escuche nuestra voz, sino que también se tome en cuenta; esto realmente sería definir el poder vecinal”, opina.

Opciones
A juicio del concejal del Partido Radical, Juan López Cruz, hasta el momento no ha existido la instancia adecuada para que el grupo colegiado que integra decida solicitar el desarrollo de un plebiscito.

“No se han presentado temas contingentes de importancia en el que no nos hayamos puesto de acuerdo los concejales con el alcalde. Creo que el momento más cercano que podríamos haber estado cerca fue el caso de las luces LED, pero no llegamos a plantearlo”, sostiene. Y advierte que la discusión sobre las reformas al PRC y la elaboración del Pladeco apuntan a ser los espacios perfectos para que la ciudadanía demuestre que es un actor relevante.

Desde el municipio precisan que para efectos de un llamado a audiencia o plebiscito, ellas son materias que se encuentran señaladas en la ley y en la ordenanza respectiva; asimismo, añaden que a propósito del PRC, se convocó a audiencias públicas, no obstante, señalan que es una opción llamar a plebiscito.

“La participación es un tema que se está mejorando y en Chillán se está avanzando, por ejemplo, los vecinos participarán en el Pladeco”, confirmaron.

Comentarios