Explosiva alza de delitos por cotizaciones impagas

Por: Felipe Ahumada Fotografía: LA DISCUSIÓN 10:10 PM 2017-04-30

El delito rara vez implica cárcel, pero las detenciones se generan si los denunciados no van a las audiencias

La declaración inexacta de cotizaciones también se persigue como delito

Basta con pagar parte de lo adeudado para evitar una orden de detención

Fue a mediados de febrero cuando la Brigada Investigadora de Delitos Económicos, recibió una orden de detención en contra de un empresario local, luego que se le denunciara por el delito de “apropiacion indebida de cotizaciones y declaraciones inexactas”.

La clásica Mitsubihi Montero con líneas azules y balizas del mismo color estaba llegando a la casa del imputado, en el sector Quilamapu, cuando “esta persona se da cuenta que veníamos, se subió a un BMW y se arrancó”, dijo el comisario Elvis Aravena, de la Bridec.

Debía más de 10 millones de pesos en cotizaciones, es decir, descontaba los porcentajes legales del sueldo de los trabajadores de su empresa, pero no los enviaba a la AFP, sino que se los quedaba.

“La verdad es que si bien son pocos los casos de personas que deben tanto dinero, sí es muy común que se arranquen, otro caso es una persona que era dueña de una librería en Coelemu, tenía como diez órdenes pendientes por ese delito y debía como 12 millones”, precisó Aravena.

Más allá de lo anecdótico, el detener a personas por apropiación indebida de cotizaciones reviste, desde noviembre de 2015, una rutina casi diaria para la PDI, puesto que en los últimos dos años, los ingresos de estas denuncias al Ministerio Público crecieron con una drasticidad insólita.

Si en 2012, el total de denuncias anuales fue de 28 casos, y 2014 fueron 14, ya 2016 cerró con 211 ingresos formales al Juzgado de Garantía de Chillán, y en lo que va del año 2017, ya fueron 80 las audiencias por esta causa.

Esto, sin contar las órdenes de detención emanadas del Juzgado de Cobranza Laboral, que a diferencia del tribunal penal, revisa casos de montos que no superan los 50 ó 100 mil pesos, “pero de esas órdenes, solo esta semana tuvimos nueve personas arrestadas”, reveló Aravena.

En el caso de las causas penales, son las mismas AFP que al advertir que las cotizaciones no están llegando en forma ordenada inician una investigación interna y, dado el caso, formalizan la denuncia al Ministerio Público.

“Pero también surgen cuando un trabajador es despedido y cuando éste va a cobrar su seguro de cesantía descubre que sus cotizaciones están impagas”, destacó el comisario.

Saber la situación de cada uno se resuelve tan solo preguntando por sus cotizaciones en las respectivas AFP.

Causas de este fenómeno
Para el jefe de la Bridec, subprefecto Roberto Castro, “este aumento de denuncias tiene que ver, en parte, porque las personas están conscientes de que este delito existe, de hecho, en muchas de las investigaciones que se hacen por esta causa, nos encontramos que los trabajadores ignoraban que sus empleadores no pagaban las cotizaciones”.

Las constantes advertencias en los medios de comunicación y el que estas lagunas previsionales sean determinantes para lo que a futuro será una baja pensión por jubilación, ha hecho que las personas tomen más resguardos y busquen zanjar el lío por la vía legal, menos amistosa, pero mucho más segura que el acuerdo de palabra.

Pese a todo lo anterior, para el presidente de la Cámara de Comercio de Chillán, Alejandro Lama, “esto no tiene que ver, necesariamente, con algo de mala fe por parte de los empleadores, sino que nos habla del mal momento que viven las empresas desde hace un par de años, lo que se traduce en bajas ventas y la imposibilidad de pagar las cotizaciones con la regularidad que todos necesitan y desean”.

Para respaldar sus dichos Lama enumera cuatro razones basales.

“Uno, el inestable comportamiento del mercado, que no permite la inversión ni el tomar riesgos, lo que genera un escenario complejo; dos, el bajo crecimiento económico del país, que no está superando el 3 o el 4%; tres, la reforma laboral, que ha sembrado muchas dudas e inestabilidad;  y cuatro, la incertidumbre que hay en las personas respecto a la economía se traduce en un bajo nivel de consumo”.

De todas formas, Lama advierte que “acá no hay olvidos, todos saben que las cotizaciones se deben pagar y los riesgos de no hacerlo”.

Finalmente, y a modo de perfil, el comisario Aravena destaca que “no hay denuncias hasta la fecha por asesoras del hogar, ni por grandes cadenas comerciales, al contrario, la mayoría se trata de particulares que tienen empresas medianas o pequeñas, algunas de ellas al borde de la quiebra”.

Comentarios