Mejorarán 19 puentes de madera de la provincia de Ñuble

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa Ganz 09:25 PM 2017-04-28

Actualmente Vialidad está licitando la compra de vigas de madera para la reparación.

Puentes de madera de ocho comunas de la provincia serán reparados durante el presente año, de acuerdo al programa de reconstrucción establecido por la Dirección de Vialidad del Ministerio de Obras Públicas (MOP).

Un total de 19 estructuras viales son las que se intervendrán en el presente año en San Nicolás, Yungay, San Carlos, Ñiquén, Chillán Viejo, Pemuco, Quillón y Coihueco, para las cuales el Gobierno tiene presupuestado invertir $270 millones.

Yungay es la comuna más beneficiadas con el plan de mejoramiento, en donde se tiene en carpeta recuperar seis viaductos. El más grande de ellos es el que está ubicado en el cruce N-59-Q (El Molino) - Bastías - San Manuel, de una extensión de 20 metros.

Le siguen Ñiquén y Pemuco, ambas con tres proyectos cada una, mientras que para las otras de la lista se realizarán trabajos en dos y una pasarela (ver cuadro aparte).

Marcos Ortiz, jefe provincial de Vialidad, explicó que los puentes considerados en la remodelación cuentan con tableros de madera e infraestructura generalmente compuesta por vigas también de madera y/o metálica.

El funcionario público explicó que actualmente los accesos se presentan en regulares condiciones de uso, por lo que se hace necesaria su intervención. No obstante, recalcó que están abiertos al uso, pero con restricciones de tonelaje.

La autoridad ñublensina de Vialidad aseguró que no existe urgencia inmediata por alguno de ellos, pero sostuvo que se tiene en cuenta la importancia que tienen.

“Todos los puentes a intervenir son preocupación de Vialidad. Lo que normalmente se hace es dar prioridad a las obras de reconstrucción de los puentes,  que son importantes para mantener la conectividad de los diferentes sectores”, indicó.

A inicios de abril la Dirección de Vialidad inició el proceso de licitación de compra de vigas de madera de eucaliptus, roble y coigüe para la restauración de las estructuras.

El cronograma del concurso público indica que el próximo 9 de mayo debería entregarse la adjudicación a la empresa o firma que proveerá las piezas.

Puentes quemados
Al menos siete puentes de madera resultaron dañados en Quirihue y Portezuelo a causa de los incendios de fines de enero, y según los cálculos de los jefes comunales, las estructuras suman casi 102 metros lineales. 

En Quirihue los viaductos que en su momento quedaron inutilizables a causa de las llamas son El Pajonal, Malli, Boldo y Pellín, mientras que en Portezuelo otros cuatro  corrieron igual suerte; sin embargo, de manera gradual se ha ido recuperando la infraestructura afectada.

“De los 19 puentes considerados en el listado, este año se debió  trabajar en la reconstrucción de cuatro viaductos en la comuna de Portezuelo, que si bien no estaban programados, fueron abordados en carácter de emergencia a consecuencia de los mega incendios producidos durante el periodo estival, estos con una longitud total de reconstrucción de 35,30 metros”, sostuvo Marcos Ortiz en referencia a los trabajos en los que la Dirección de Vialidad invirtió aproximadamente $30 millones.

Puente mecano
14 comunas de Ñuble postularon para obtener una parte del gran puente mecano que se desmanteló en Concepción, luego de que se ejecutará un proyecto de reposición de la vía de 1.466 metros de extensión.

Sin embargo, a mediados de diciembre último el intendente regional del Bío Bío, Rodrigo Díaz, anunció que solo cinco comunas de la provincia serían las beneficiadas y podrán reemplazar sus antiguos viaductos de madera.

La autoridad regional explicó que este 2017 se reemplazará el puente El Patagual de Quillón (21,3 metros); en tanto que el próximo año será el turno del Mallocaven en Ñiquén (30,5 metros), el puente Negro en Ránquil (27,4 metros) y El Saltillo en El Carmen (21,3 metros). 

Finalmente en 2019 se abordará la situación de los viaductos Collipeumo de Ninhue (61 metros) y el Perquilauquén en Ñiquén (88,4 metros); así como también se podrá poner fin al uso de la balsa en el sector Cerro Negro en Quillón, donde se establecerá el tramo más grande del mecano, de 158,4 metros. 

Del tamaño total del mecano, el Gobierno decidió reservar 128 metros para eventuales emergencias, en tanto que de los 1.338 metros restantes, un 30,5% se destinará a siete puentes en Ñuble (408 metros); un 25,3% a 10 en Bío Bío (339 metros); un 21,6% a seis puentes en Concepción (290 metros); y un 22,5% a ocho viaductos en Arauco. 

Las instalaciones, que en la mayoría de los casos permitirán reemplazar precarias estructuras con límites de peso, representarán una inversión total de $9.199 millones, y se ejecutarán en tres etapas, entre 2017 y 2019.

Hito histórico
En marzo último el puente de madera Confluencia, considerado como el más emblemático de la Provincia de Ñuble y uno de los más importantes del país en su género, cumplió el último paso de cara a convertirse oficialmente en un nuevo patrimonio histórico.

El Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) anunció la aprobación de la solicitud hecha en su momento por los alcaldes de Chillán, Sergio Zarzar, el de Portezuelo, René Schuffeneger y por la comunidad local representada por la presidenta de la Agrupación Cultural Puente Confluencia.

La finalidad de la petición fue conservar la estructura como una muestra de la ingeniería utilizada a inicios del siglo pasado y al mismo tiempo evitar su demolición, que habría significado destruir parte de la historia ñublensina.

Comentarios