Coronel Toro admite irracional golpiza a reos

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Víctor Orellana 10:10 PM 2016-03-30

El director regional de Gendarmería, Pablo Toro, a través de un escrito presentado en la Corte de Apelaciones de Chillán, admitió que, tal como se denunciara a través de la Defensoría Penal Pública, hubo abuso de fuerza en una agresión sufrida por dos presos preventivos, al interior del penal, el pasado 11 de marzo.


En detalle el expediente firmado por la primera autoridad regional de esa institución confirma que “del relato de los hechos podemos apreciar claramente que en el procedimiento del 11 de marzo se realizó un uso no racional de la fuerza por funcionarios de Gendarmería de Chile, acciones que este mando, aunque son aisladas, no se puede ni debe permitir, pues enlodan el trabajo que día a día realizan de manera respetuosa y con estricto apego a los derechos humanos los cientos de funcionarios que laboran bajo mi mando”.


Tras las investigaciones realizadas al interior de la institución se logró determinar, basándose en los exámenes y pericias realizadas por el Servicio Médico Legal, que los imputados que sufrieron las peores consecuencias fueron Juan Vaccaro Lizardi, quien resultó con traumatismos superficial de la nariz, TEC simple, contusión nasal y policontuso.


El otro es Jonathan Contreras Belmar, a quien se le diagnosticó contusión periauricular y otros traumatismos de la cabeza especificados.


El informe detalla que los funcionarios que están bajo investigación por parte del Ministerio Público y de un sumario interno, son el sargento primero Rodrigo Gutiérrez, el suboficial Norman del Valle, el cabo Miguel Muñoz Acuña, el cabo segundo Raúl Malverde  y el sargento segundo  Cristian Gajardo, todos involucrados en la golpiza.


Toro destaca que ya se tomaron determinaciones internas como la orden de realizar un sumario administrativo a cargo del teniente coronel Rafael Cárdenas, además de la denuncia de los hechos ante la Fiscalía local de Chillán.


Si bien el relato especifica golpes de puño, palma y pie, en ninguna línea se hace referencia a lo denunciado por los internos en relación a que se les sumergió la cabeza en tarros con agua sucia y ropa a modo de castigo.


Video en cadena de custodia
Gendarmería entregó vía cadena de custodia un disco con las imágenes capturadas por una cámara de vigilancia ubicada al interior del  recinto penal, los que serán prueba fehaciente para medir la gravedad de las agresiones más allá de las lesiones ya certificadas.


El motivo de la agresión también es relatada por el coronel Toro.


Dice que “en el sector del patio de imputados del CCP de Chillán, los internos Pablo Zambrano y Juan Vaccaro protagonizan un acto de exaltación y desorden colectivo con otros imputados del lugar, amenazando y vociferando ideas para actuar contra el personal, ello por el corte del sistema de activación del teléfono público debido a no mantenerse el orden de espera. Ante esta situación y para neutralizar el accionar de los internos, se efectuó un llamado radial de apoyo y los internos fueron direccionados a la reja de la cancha a fin de ser ordenados y controlados”.

Comentarios