MOP adelantará dos años diseño del puente en Itata

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 09:25 PM 2017-04-26

60 kilómetros tendrá el tramo entre Cobquecura y Dichato, incluido el puente.

El tramo de 12 kilómetros de la ruta costera inaugurado  ayer fue puesto en servicio en enero.

El ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, se comprometió hoy a adelantar la realización del diseño del futuro puente en la desembocadura del Itata, para lo cual, dijo, asegurará los recursos en el presupuesto 2018, que se define en el último trimestre del presente año. De esta forma, se logrará adelantar en dos años la licitación de este estudio, que originalmente estaba previsto para 2020, como parte del proyecto integral de pavimentación de la ruta costera Cobquecura-Dichato, explicó el secretario de Estado.

El compromiso lo firmó con el intendente Rodrigo Díaz y con los alcaldes de Trehuaco, Quirihue, Coelemu, Cobquecura y Ránquil, quienes participaron hoy en el acto de inauguración del tramo de 12,5 kilómetros de la ruta costera entre Chovellén, en la Región del Maule, y el límite con la Región del Bío Bío, que mejoró la conectividad entre Pelluhue y Cobquecura.

Según explicó Undurraga, la pavimentación de este tramo concluyó y fue puesto en servicio en enero, sin embargo, debido a los incendios, no se pudo inaugurar hasta hoy.

La actividad, que se realizó en el límite de las dos regiones, contó con la participación del intendente del Maule, Pablo Meza; del coordinador nacional del programa de zonas de Rezago, Jaime Tohá; y de los gobernadores de Ñuble y de Cauquenes, entre otras autoridades.

Compromiso
Díaz explicó que estaba programado originalmente que el estudio de prefactibilidad de la ruta costera, que se está ejecutando actualmente, concluyera en 2018 en lo relativo al puente que se emplazará en la desembocadura del Itata, y que a solicitud del MOP se reprogramó para que los resultados se entreguen este año, de manera de licitar el próximo año el diseño.

“Esto significa traer adelante en el tiempo decisiones políticas y recursos para poder fomentar el desarrollo de esta ruta costera que es tan importante para nuestros territorios”, sostuvo el intendente, quien hizo hincapié en la necesidad de avanzar en la superación de las brechas de desigualdad territorial que se observan en la Zona de Rezago del Valle del Itata, para lo cual subrayó que se requiere una visión política como la que quedó plasmada en el compromiso firmado por el ministro y los alcaldes.

Díaz destacó el impacto positivo de la ruta costera en el desarrollo del turismo y de las actividades silvoagropecuarias, así como la mejor conectividad de las zonas rurales y la conexión de las zonas productivas con los puertos de la región.

El titular del MOP expuso que “estamos tomando un compromiso de hacer la licitación del diseño del puente sobre el Itata en 2018. Esto significa que el estudio de prefactibilidad (de la ruta costera entre Cobquecura y Dichato) que ya habíamos encargado el año pasado y que está en ejecución, le pedimos (a la consultora) que cambiara la programación (el estudio finaliza en 2018) de manera que nos entregue este año la factibilidad del puente, sobre cuál de las tres alternativas de emplazamiento es la mejor, hay una de mil metros de longitud, otra de 1.160 y otra de 700 metros, y a partir de eso entonces, el próximo año licitar el diseño. Con ello cumplimos un compromiso, no solo con los alcaldes, no solo con el diputado Sabag y parlamentarios, sino que también con el intendente (Rodrigo Díaz), que cuando él tomó la decisión de distribuir el puente mecano en distintas comunas de la región, era sobre la base de que avanzáramos más rápido con el puente sobre el Itata y con ello conectábamos la ruta costera”.

El ministro explicó que de esta manera, el puente comenzará su construcción antes que el mejoramiento de la ruta costera “por varias razones: primero, porque es más difícil y más largo hacer un puente, por lo tanto, hay que partir antes, y segundo, porque el puente gatilla el resto, pues es obvio que después se hace el pavimento”.

Consultado sobre el monto de la inversión que representará la construcción de este puente, Undurraga manifestó que la cifra no será menor a los 10 mil millones de pesos, pues también incluye la construcción de los accesos. “Eso dependerá de la alternativa que se escoja de las tres que se analizan en el estudio de prefactibilidad”.


Continuidad del proyecto
Consultado sobre la real posibilidad de que el próximo Gobierno efectivamente licite el diseño, el titular del MOP se mostró confiado en que se concretará.

“No me cabe duda, primero, porque va a quedar en el presupuesto, y si no alcanzamos a incluirlo en septiembre para ingresarlo al Congreso, lo podemos incorporar en enero, cuando se reprograme el presupuesto; y segundo, porque la ruta costera es un proyecto de Estado, que trasciende a los gobiernos, y el nudo que no se había resuelto era el puente del Itata, desde el momento que está lista la prefactibilidad y está en el presupuesto, no hay razón alguna para que quienes nos sucedan no sigan este camino”, puntualizó.

De igual forma, el alcalde de Cobquecura, Julio Fuentes, también se mostró confiado en que el próximo Gobierno continuará avanzando con el proyecto del puente, “porque en definitiva, estas comunas tienen una sola vía de desarrollo, que viene de la mano con la conectividad, lo que no solo favorece al turismo, sino que mejora la calidad de vida de nuestros habitantes de zonas rurales, y así se pueden integrar al desarrollo del turismo”.

Por su parte el diputado Jorge Sabag, uno de los principales promotores del proyecto de ruta costera, sostuvo que “lo importante aquí es que se adelantó el estudio de ingeniería del puente sobre la desembocadura del Itata, nosotros habíamos pedido en su momento que fuera el puente mecano, pero la decisión fue distinta, pero el ministro nos dio la seguridad de que el puente sobre la desembocadura iba a tener una fecha cierta, y hoy él ha dado certidumbre de que se va a hacer este estudio en 2018, con lo cual adelantamos el estudio de ingeniería y podemos ganar tiempo también para el diseño del puente definitivo, que se tiene que definir bien la localización del puente, si va a ser justo en la desembocadura o si no, hacia adentro, ésa es la decisión que debe emanar de un estudio de ingeniería, y en base a ese estudio se va a hacer el diseño del puente definitivo”. 


Explicó que ese diseño podría tardar cerca de un año, y luego habrá que asegurar el financiamiento para la construcción del puente, que debiera comenzar en 2021.

Comentarios