Policías en guerra para evitar que Ñuble sea el paraíso de la cannabis

Por: Felipe Ahumada 10:55 AM 2017-04-23

Por años el cultivo y cosecha de marihuana ha sido una constante y creciente actividad en Ñuble, lo que por cierto ha ayudado a convertir a la Región del Bío Bío en la de mayores incautaciones de toda la zona centro-sur de Chile. Una de las explicaciones constantes a este fenómeno lo entrega la misma geografía. El que Ñuble quede prácticamente en el centro de Chile, el que su capital sea literalmente atravesada por la Ruta 5 Sur y el que cuente con diversos pasos fronterizos hacia Argentina, le otorgan características de asequibilidad y de tránsito expedito.

Su clima es de tipo templado mediterráneo con estación seca y contar con numerosos ríos, canales de regadío y bosques de difícil acceso, especialmente en el sector cordillerano, favorece la clandestina  plantación de grandes extensiones y de auspicioso crecimiento. Todo esto con muy bajo riesgo de ser descubiertos. Las estadísticas del Ministerio Público no dejan mayor margen de dudas respecto al paulatino aumento de incautación de marihuana y otras drogas en la Región del Bío Bío, que si bien está lejos de la realidad que se presenta en el norte y extremo sur del país, la dejan hoy a la cabeza de la zona centro sur de Chile, pese a que desde el 2010 y hasta el 2013 era junto con la del Maule, la Región de menores números.

Por ejemplo, en 2010, la región completaba 11 kilos de marihuana incautada, versus 169 de O’Higgins y 205 en el Maule. Un año después, se incautaron 134 kilos; 15 kilos en 2013; 54 en 2014 y 48 en 2015. Sin embargo, corridos apenas los primeros cuatro meses de este 2017 ya se cuentan hallazgos históricos de seis kilos (11 de abril, El Carmen) por parte del OS7, otros nueve (12 de abril, El Carmen) de la PDI, para cerrar con una inusual incautación de 309 kilos de marihuana prensada lograda por la Policía de Investigaciones en la comuna de Quillón, el pasado 17 de abril. Se supera así el total de marihuana elaborada incautada de los últimos siete años, no solo en Ñuble, sino en toda la región.

De hecho, solo el OS7 de Carabineros ha logrado incautar un total de 21 kilos de marihuana en estos cuatro primero meses del mes, más un kilo y medio de pasta base y dos kilos de cocaína, cifras que sobrepasan con claridad las incautaciones de años completos hasta antes del 2016.

Estar un paso adelante

Para el capitán Juan Guzmán, jefe del OS7 de Carabineros Ñuble, la clave que ha evitado que la provincia se convierta en un paraíso para la plantación, venta, acopio y distribución de marihuana es “que siempre hay que ir un paso adelante, porque ellos también van cambiando de estrategias para evadir las fiscalizaciones o la investigación policial”.

Conforme a los análisis hechos por Carabineros en relación al fenómeno del tráfico de drogas en Chile, se advierte que muchas de estas estratagemas usadas por los traficantes son copiadas de la experiencia extranjera, “sin embargo, nosotros como unidad especializada en la persecución del narcotráfico, también estamos permanentemente estudiando lo que hacen las policías extranjeras, especialmente la policía colombiana y la boliviana”, subraya Guzmán.

A modo de ejemplo cita la incautación realizada en agosto de 2016 en un sector rural de Quillón, ocasión en que el OS7 de Concepción incautó 23 kilos de pasta base de alta pureza que estaban acopiados en una cabaña ubicada en un complejo turístico que funcionaba de fachada para los traficantes. “Ésa es una técnica aprendida, el comprar propiedades en lugares despoblados, de baja vigilancia policial. Pero nosotros estamos chequeando el patrimonio de todo el entorno familiar y de contactos del traficante”, especificó.

Para el fiscal Álex Montecinos, especialista en casos de drogas en Chillán, “la importancia de variar de estrategias es que vamos asociando todas las investigaciones, en otras palabras, se están haciendo más exhaustivas. Ya no es como antes en que se tendía más a la búsqueda de flagrancias, la idea ahora es desarticular bandas completas y para eso se han creado nuevas estrategias policiales”. El fiscal añadió que en materia de detenidos, este año también ha aumentado respecto a años anteriores, lo que habla de un trabajo judicial consecuente a la labor realizada por las policías en terreno.

Comentarios