Quieren despedida con un triunfo ante su hinchada

Por: Camilo Díaz Fotografía: Mauricio Ulloa 2017-04-23

Ñublense sale este domingo a intentar en algo mejorar la mala campaña que vivió el presente campeonato, fruto de una apuesta dirigencial que solo consiguió -hasta ahora- tener al equipo penúltimo en la Primera B, dejándolo con el peso de una mochila cargada para lo que será su participación en el Torneo del Transición del segundo semestre, dado el porcentaje del rendimiento actual que será considerado en la próxima temporada.

Con tal escenario, los “Diablos Rojos”  aspiran a poder salir del penúltimo puesto de la tabla general de la Primera B, y de paso, dar una alegría a su hinchada, previo a un receso competitivo de tres meses.

“Nuestra obligación y responsabilidad, y los jugadores lo saben, es obtener los tres puntos de local, sobre todo porque tenemos una merma jugando en esa condición”, apuntó durante la semana el director técnico interino Rubén Espinoza, quien va por su tercer duelo en la banca diabla.

“Tenemos que ganar, no queda otra para alejarnos más del fondo. No sirve de nada haberle ganado a La Calera si dejamos escapar puntos de local. También hay que ganar sí o sí, para dejar a la gente contenta, haciendo terminar de buena manera nuestro último partido de local”, explaya el mediocampista Eduardo Vilches.

Solo tres duelos previos por los puntos registran Ñublense y Copiapó, con dos triunfos diablos y solo uno del “León de Atacama”, que suman 29 positivos (-1), y están 11º en la general. 

Los ñublensinos tienen 26 puntos (-8).

Comentarios