“Todo el mundo puede tener conflictos de interés”

Por: Agencias Fotografía: Agencia Uno 09:50 PM 2017-04-23

“Cuando uno no tiene trayectoria siempre busca presentarse como algo nuevo”. Así respondió Sebastián Piñera al ser consultado, en una entrevista con el diario español El País, por la candidatura presidencial del senador Alejandro Guillier.

“Yo conozco a Alejandro Guillier, nos tocó trabajar juntos en alguna época, le tengo respeto, (...) pero en esta elección presidencial la Nueva Mayoría significa más de lo mismo o peor de lo mismo”, dijo Piñera, que calificó la obra de la administración Bachelet como un “descalabro”. 

El ex Mandatario aseguró que le “costó mucho” tomar la decisión de competir de nuevo por el sillón de La Moneda, pero lo hizo porque consideró que era su “deber” al aparecer “como la persona con el mayor apoyo ciudadano” en las encuestas, y aquella “con las mayores posibilidades de ganar”.

Interrogado sobre las acusaciones de que su posible retorno a la Presidencia implicaría deshacer los logros del actual Gobierno, Piñera pidió que “no se compre todo lo que dicen los contrarios como si fuera la verdad”, pero sí buscará “corregir” las “malas reformas” tributaria, laboral y educativa.

Además, restó importancia a las continuas críticas respecto del manejo de su fortuna: “Todo el mundo puede tener conflictos de interés, esta idea de que el único conflicto de interés que existe tiene que ver con el patrimonio es otra creación muy artificiosa”, indicó.

“Tal vez el que no tiene dinero tiene más incentivo para tener dinero que el que ya lo tiene (...) Si yo quisiera preocuparme de mi interés, de mi legítimo interés particular, jamás habría sido Presidente”, declaró.

El ex Mandatario también reivindicó el “reencuentro” de la derecha con el tema de los derechos humanos, pese a su apoyo a la dictadura, y afirmó que en este ámbito no le reconoce “ninguna supremacía moral” a la izquierda.

“Gran parte de la derecha chilena apoyó al Gobierno Militar, en el que si bien hubo grandes avances, progresos, modernizaciones, hubo gravísimos atropellos a los derechos humanos y gravísimas restricciones a la libertad”, admitió.

“Ese hecho significó un handicap por sobre la derecha por mucho tiempo, pero ese mundo es parte de la historia. Hoy no le reconozco ninguna supremacía moral al centroizquierda, ni en democracia ni en libertad ni en derechos humanos”, dijo.

Comentarios