Aplazan norma de alcoholes para mejorar el texto

Por: La Discusión 10:30 PM 2017-04-18

La presencia de un grupo de vecinos de los alrededores de calle Gamero, en la sesión de Concejo Municipal de este lunes, fue uno de los detonantes para que el gobierno comunal decidiera darse un tiempo adicional para estudiar la Ordenanza de Alcoholes, que inicialmente estaba lista para ser ratificada por el cuerpo de concejales.

Previamente las autoridades locales habían determinado, contra lo que plantearon la semana pasada, que la normativa de cumplimiento obligatorio que sería dictada para Chillán no estaba en condiciones de ser promulgada tal como estaba.

Por ello los ediles se dieron las próximas semanas para seguir debatiendo respecto del marco legal que regirá a las botillerías, supermercados, pub y locales de expendio de licores, hasta que el instrumento de gestión esté depurado.

La presencia de vecinos de Gamero, que sufren las consecuencias de ruidos molestos y una serie de efectos negativos por la presencia del restaurante Decibel, impulsó a los concejales a realizar durante este jueves una reunión extraordinaria, con la finalidad de definir las acciones que pueden ser emprendidas por la municipalidad para lograr lo que quieren vecinos, como es el cierre del establecimiento.

Durante la sesión y a propósito de la entrega de patente a ese local, se indicó que en el futuro la municipalidad debiera ser mucho más cuidadosa respecto de la entrega de permisos a negocios de ese tipo.

No existe duda entre concejales y el alcalde respecto de que no se puede permitir el funcionamiento de establecimientos que atentan contra el buen vivir, y en el listado de locales en la mira se suma otro emplazado en la esquina de Arauco con Gamero. 

Para los ediles es básico que, previo a entregar las credenciales de operación, tanto la junta de vecinos de un sector como las personas que viven en las inmediaciones del negocio que aspira a patente conozcan el giro y se debata sobre los potenciales efectos de sus operaciones.

Adicionalmente, plantean,  es materia de análisis si es que es posible incorporar un artículo que permita que los recintos sean clausurados antes del vencimiento legal de la patente, a pesar de que no haya requisitos legales como la existencia de infracciones.

Lo concreto, dijo el alcalde Sergio Zarzar, es que en el caso de Decibel hubo hace pocos días una fiscalización al establecimiento, cuya patente debiera ser renovada por un año más en junio próximo, si es que el municipio no dice lo contrario.

Desde el punto de vista de la nueva ordenanza, lo que el municipio pretende es que cada vez que vaya a ser abierto un local donde haya consumo de alcohol, el tema cuente con el apoyo vecinal, pero ello acreditado con actas de las asambleas y las respectivas rúbricas de asistentes.

La nueva normativa, planteó el concejal Joseph Careaga, quien dirige la Comisión Alcoholes, tiene entre otros objetivos regular un rubro que hasta ahora no tenía un marco jurídico municipal.

Tal instrumento regulatorio pretende entre otras cosas delimitar claramente la operación de los puestos de alcohol que tienen patente en la Plazoleta Sargento Aldea.
Adicionalmente, se pretende sentar las bases para que sean entregadas patentes para el expendio de licores a las cocinerías del Mercado Techado, donde no está permitido aun cuando es un hecho que se produce con frecuencia. 

En este caso, la venta de alcohol en ese sector estará permitida en la medida que se mejore el control y llegue un nuevo cuerpo de guardias privados, que está en proceso de ser contratado por el municipio chillanejo.

Comentarios