Rechazan recurso de Boldt-Peralada por votación de casino

Por: Roberto Fernández Fotografía: Diario Concepción 11:00 PM 2016-03-29

La Corte de Apelaciones de Concepción resolvió rechazar el recurso de protección interpuesto el 9 de diciembre de 2015 por el consorcio Boldt-Peralada, contra el Gobierno Regional del Bío Bío, en el que impugnó la votación desfavorable de su proyecto por parte del Consejo Regional (Core), en el contexto de la licitación de una licencia de operación de casino de juego en Chillán.


En fallo unánime, la Cuarta Sala del Tribunal de Alzada -integrada por los ministros Hadolff Ascencio, Carola Rivas y el abogado integrante Marcelo Matus- desestimó el recurso por estimar “que el acto recurrido no es arbitrario como tampoco es ilegal, razón por la cual no puede entenderse que lesione las garantías constitucionales invocadas por el recurrente, por lo que, necesariamente el recurso no puede prosperar”.


Como parte de las evaluaciones de distintos organismos, como la Municipalidad de Chillán, el Consejo Regional, el Sernatur y el Ministerio del Interior, además de la evaluación técnica de la Superintendencia de Casinos de Juego, el pronunciamiento del Core favoreció únicamente a Marina del Sol, lo que le otorgó valiosos 300 puntos en la competencia, pues rechazó las propuestas de Boldt-Peralada y Dreams (este último se retiró del proceso).


Reacciones
Desde Boldt-Peralada declinaron hacer declaraciones mientras no lean el fallo.


Como se recordará, en varias oportunidades, el abogado del consorcio, Ricardo Abdala, ha manifestado que la votación del Core fue “arbitraria e ilegal”, por cuanto los consejeros se habrían excedido en sus atribuciones al evaluar el proyecto en específico y no en los aspectos generales señalados en la legislación.


De igual forma, Jorge Díaz, abogado del Gobierno Regional, se excusó de comentar la resolución mientras no la haya leído.


Según Marina del Sol, “ésta es primera vez que se discuten los temas de fondo en el caso”, vale decir, aquellos referidos a las razones esgrimidas por el Core para rechazar el proyecto de Boldt-Peralada, que se relacionan con el emplazamiento de la propuesta, en una ubicación cercana a la Universidad Pedro de Valdivia (Panamericana Norte), lo que en opinión de los consejeros que votaron en contra, podía abrir las puertas a la ludopatía en los jóvenes, un aspecto que contraviene algunos lineamientos de la Estrategia Regional de Desarrollo vigente, particularmente la de promover hábitos de vida saludable.


De hecho, la legislación sobre casinos le pide al Core pronunciarse sobre la comuna de emplazamiento de las propuestas, así como el impacto de éste en la Estrategia Regional de Desarrollo (ERD).


El fallo
El fallo, al que tuvo acceso LA DISCUSIÓN, indica  “que, precisados los puntos de estudio, esta Corte estima que el acto recurrido (la votación del Core) supera los estándares de legalidad formal en razón de que el pronunciamiento del Gobierno Regional de 25 de noviembre de 2015 informado a la Superintendencia de Casinos de Juego (...) cumple con lo dispuesto en los artículos 5, 11 inciso segundo, y 41 de la Ley Número 19.880, desde que cuenta por escrito, y además en él aparecen señalados y acompañados los fundamentos de hecho y de derecho en que se funda, según se puede apreciar de la sola lectura del documento que contiene el acto impugnado”.


Asimismo, el dictamen acoge la argumentación de los cores que rechazaron la propuesta de Boldt-Peralada, en el sentido de que ésta contraviene un lineamiento de la ERD: “la motivación para informar desfavorablemente el proyecto de la recurrente lo es el hecho en emplazarse dicho proyecto de casino de juegos en un predio que es colindante al predio en que actualmente funciona un centro de estudios universitarios, y ello, a la luz del Plan Estratégico Regional, según la mayoría de los consejeros, constituiría una externalidad negativa para los lineamientos estratégicos de promoción de vida saludable y promoción de hábitos de vida saludable”.


tercer recurso
Éste es el tercer recurso de protección que presenta Boldt-Peralada contra el Gobierno Regional, ya que el 22 de julio de 2014 había hecho lo propio, luego de la votación desfavorable del Core del 1 de julio de 2014; y también lo hizo el 9 de junio de 2015, impugnando la votación del Core del 12 de mayo de 2015.


El primer recurso fue rechazado por la Corte de Apelaciones de Concepción, pero la apelación ante la Corte Suprema, por parte de Boldt-Peralada, tuvo un resultado distinto, puesto que el máximo tribunal acogió el recurso precisamente en base a los argumentos de fondo, por lo que le pidió al Core que emita un nuevo pronunciamiento, esta vez, fundado.


En la segunda votación del Core, éste volvió a rechazar el proyecto, y el proceso volvió a judicializarse, porque Boldt-Peralada recurrió por segunda vez a la justicia.
Esta vez, el trámite fue más breve, ya que la corte penquista acogió el recurso y el Gobierno Regional decidió no apelar. De esta forma, se debió repetir la votación el 25 de noviembre, que también fue desfavorable para el consorcio argentino-español.


escenarios
Con este resultado, la acción siguiente más lógica de parte de Boldt-Peralada es la apelación ante la Corte Suprema, aunque dicho paso no ha sido confirmado aún por la recurrente.


En ese escenario, el proceso de otorgamiento de una licencia, iniciado en enero de 2014, seguirá paralizado, pues aún está vigente la orden de no innovar emanada de la Corte en diciembre, y se mantendrá hasta que se agote la última instancia.


La apelación podría significar algunos meses más de tramitación, pudiendo confirmarse la sentencia de la Corte penquista, lo que cerraría el capítulo judicial de esta licitación, o bien podría revocarla, instruyendo al Core a realizar una eventual cuarta votación.

Comentarios