Cámaras de televigilancia han generado 192 operativos

Por: Felipe Ahumada 07:25 PM 2017-04-15

La posibilidad de registrar  con infrarrojo le permite a los funcionarios de la Cenco advertir riesgos de noche.

Eran la 01.24 horas de la madrugada del 10 de febrero y un joven quien caminaba por Avenida Libertad esquina Herminda Martín, se sentó en el canto de la vereda, aparentando un problema en uno de sus zapatos.

De hecho, se lo sacó y el calcetín también. 

Pero estaba sentado con la vista hacia el poniente, enfrentando el sentido del tránsito y de tanto en tanto miraba hacia atrás.

Ambas situaciones despertaron la atención de uno de los funcionarios de la Central de Comunicaciones (Cenco) de Carabineros, quien estaba monitoreando una de las 24 cámaras de televigilancia que existen en el centro de Chillán.

En segundos, advirtió que se trataba de un “loro”, como se les llama a quienes tienen la misión de advertir la presencia policial al resto de la banda que comete un ilícito. banda que por cierto, completaban dos personas más quienes intentaban descerrajar un quiosco adosado a la cara norte del municipio, por Libertad.

Bastó un minuto y 48 segundos para que una patrulla y unas motos de Carabineros estuvieran encima de ellos para detenerlos.

Este registro es uno de los 55 que solo este año ha sido solicitado por el Ministerio Público de Chillán como medio probatorio en un juicio oral para intentar conseguir condenas efectivas y, de esa manera, sacar de circulación a los delincuentes.

“Lo que hay que destacar es que esto es casi un registro cada dos o tres días que está siendo requerido o por la Fiscalía, la PDI para sus investigaciones o incluso por el Juzgado de Policía Local a la hora de determinar responsabilidades en un accidente, por ejemplo y la importancia de esto se entiende cuando se tiene en mente que antes, cuando no estaban estas nuevas cámaras, rara vez, por no decir casi nunca, las imágenes fueron pedidas por el Ministerio Público para sus investigaciones”, explica el suboficial mayor Manuel Ángel Vilches, funcionario a cargo de la Cenco.

La importancia y la efectividad de las cámaras de televigilancia que ha quedado demostrado en cifras como el que entre enero y abril se han generado 192 operativos gracias a estas imágenes captadas con alta resolución y en vivo, lo que es usado por la prefectura para solicitar al municipio “un plan que nos permita contar con un total de 50 cámaras en los puntos más complejos de la ciudad”, explica el prefecto, coronel Erick Flores.

La autoridad policial adelantó que “ya sostuve una reunión con el alcalde (Sergio Zarzar) y el proyecto va bien encaminado, entendiendo que se debe contratar más personal para la supervisión y el manejo de las cámaras, siendo idealmente carabineros en retiro, porque ellos conocen la calle y tienen la sagacidad policial que les permite intuir situaciones de riesgo y adelantarse a ellos”.

Renovación en mayo
La semana pasada se cerró una licitación, que por un costo de $30 millones permitirá la reposición de cuatro cámaras en el corazón comercial de Chillán.
Renán Cabezas, encargado de la Oficina Municipal de Seguridad (Omse) precisó que “llegaron dos empresas a la licitación y ahora se entrará en etapa de evaluación, conforme a la planificación, éstas deberían estar operativas para el 31 de mayo”.

Específicamente, éstas se instalarán en las esquinas de 5 de Abril-Maipón; Independencia-Cocharcas; Bulnes-Yerbas Buenas y Arturo Prat-Isabel Riquelme y al igual que las últimas instaladas, son de tecnología HD, infrarrojo, con alta capacidad de zoom y resisten todo tipo de clima.

Estas esquinas tienen en común el alto tráfico peatonal y vehicular, por lo que resulta clave desde el punto de la televigilancia.

“Estas cámaras han sido útiles como apoyo a la labor del funcionario en la población, tanto de día como de noche, es por esto que muchos de los operativos gestados nos ha permitido bajar los delitos de robo con violencia y robo con intimidación en casi un 50%, además de los robos de vehículos o desde objetos desde su interior, en cerca de un 30%”, afirmó el prefecto.

Respecto a los procedimientos en que las cámaras han sido de especial ayuda para el Ministerio Público destacan los “que ayudaron a desbaratar a diversas bandas que hasta el 2015 se dedicaron a practicar el robo en lugar no habitado que dejó millonarias pérdidas al comercio local. Hoy ese delito casi desapareció del centro”, finalizó el prefecto.

Comentarios