320 personas atacadas por perros callejeros sumó Chillán el 2016

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 09:10 AM 2017-04-15

“Yo llevo más de 30 años recorriendo las calles de Chillán vendiendo mis productos y  lo que me he podido dar cuenta es que siempre han habido perros callejeros. No hay desfile militar o ceremonia importante en la comuna sin que estén presentes; por ejemplo ahora último en la Fiesta de la Vendimia había uno que se paseaba entre las autoridades cerca al escenario”, comenta Gabriel Merino, quien desde hace casi 12 años vende helados y confites en la Plaza de Armas.

El comerciante admite que constantemente es hostigado por los canes vagos cuando se traslada en triciclo llevando su mercadería; si bien lamenta la existencia de estos animales,  enfatiza que es un problema generado única y exclusivamente por personas irresponsables.

Merino asegura que frecuentemente es testigo de cómo la gente abandona a sus mascotas incluso en la propia Plaza de Armas. De hecho, el vendedor conoce la historia de varios de ellos como las de “Cachupín”,  “Ojitos”, o la “Blanca”, todos dejados a su suerte por las céntricas calles de la ciudad cuando eran solo cachorros.

Al menos cuatro millones de canes deambularían por los principales centros urbanos del país, según cálculos realizados por animalistas y medios de alcance nacional; es así que es posible observar que en Antofagasta, Santiago, Concepción, Talca, entre otras, las jaurías prácticamente se han apoderado de sus importantes arterias viales con muchos ladridos y con no pocas mordidas.

Poco más de siete mil estarían deambulando en la capital de Ñuble, es decir aproximadamente la quinta parte de los más de 35 mil que sería el universo total de canes que existirían en la ciudad (al orden de un perro por cada cinco habitantes), de acuerdo a estudios de hace tres años de la Unidad de Zoonosis de la delegación provincial ñublensina de la Secretaría Regional del Ministerio de Salud.

La Autoridad Sanitaria local advierte que el 60% de los perros callejeros de Chillán tiene dueño, pero son criados prácticamente en la calle, por lo que el animal tiene la suficiente libertad para trasladarse hacia cualquier lugar. A causa de ello, muchas veces termina perdiéndose en su recorrido.

Ataques
De acuerdo a estadísticas oficiales entregadas por el Hospital Clínico Herminda Martín (HCHM), un total de 320 personas llegaron el año pasado hasta la Unidad de Emergencia del establecimiento en busca de atención médica, a causa de mordeduras o ataques de perros.

Asimismo, solo en lo que va del año 84 personas acudieron al principal centro de salud de la comuna, quienes mostraron daños a su integridad física en diferentes grados de afectación.

Uno de los que sufrió en carne propia el grave problema urbano es el académico de la Universidad del Bío-Bío (UBB) campus Chillán y líder del colectivo “Sin licencia para cuidar”, Álvaro Acuña.

A fines de noviembre pasado fue mordido por un perro callejero cuando trotaba por las cuatro avenidas. Para evitar eventuales complicaciones a su salud, Acuña buscó atención médica y recibió dosis antirrábicas.

Con el objetivo de prevenir que las personas mordidas por perros o gatos contraigan la hidrofobia, el Ministerio de Salud dictó en agosto del 2013 una circular que obliga a vacunarse a los que fueron atacados, medida establecida luego de que un joven de 24 años de Quilpué resultara con un cuadro de esta enfermedad días antes.

Si bien en Chillán existe una ordenanza medioambiental en la que se considera el tema de los animales domésticos, el documento no se hace cargo de las mascotas abandonadas.

El texto señala que la política municipal apuntará a promover la tenencia responsable de mascotas y a la esterilización.

Serán 3.200 caninos y felinos (de cinco meses a ocho años de edad) con o sin dueño,  los que esterilizará este año el municipio gracias a un proyecto financiado por la Subsecretaria de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere), organismo que destinó $57.500.000.

La ejecución del proyecto se realizará en sedes vecinales (urbanas y rurales) en un plazo máximo de siete meses y contempla la esterilización e identificación con microchip de los animales.

Alerta en otras comunas
De acuerdo a las cifras históricas consignadas por el Hospital de Bulnes, alrededor de 463 personas han sido mordidas por perros en la comuna en los últimos cuatro años.

92 de ellas llegaron al nosocomio  en el transcurso del 2013, mientras que en 2014 fueron 116 los bulnenses atendidos por esta razón. En 2015 se contabilizaron 112 víctimas y el año pasado sumaron 106 personas.

En tanto, en lo que va de este año, 37 ciudadanos han sufrido lesiones por mordidas o ataques de canes callejeros.

Los hechos públicos más recientes se dieron a inicios de marzo, cuando en el acto de lanzamiento del año escolar, frente al Liceo Santa Cruz de Larqui, uno de los perros mordió al jefe de Gestión Ambiental de la Municipalidad de Bulnes y asustó a algunos alumnos que desfilaban.

En San Carlos el panorama no es diferente. Las cifras entregadas por el principal establecimiento de salud señalan que un total de 56 casos de personas lesionadas se han constatado en lo que va del año.

El mes con más casos de mordeduras fue febrero con 32 personas afectadas; enero sumó siete y los 17 restantes se produjeron en marzo.

Cabe indicar que en ninguna de las tres comunas (Chillán, Bulnes y San Carlos) las cifras consideran los casos que fueron atendidos en consultorios ni en postas rurales.

Comentarios