PDI logra mayor incautación de cannabis desde el 2013

Por: Felipe Ahumada Fotografía: La Discusión 09:15 PM 2017-04-13

En el Senda Previene admiten que el consumo de cannabis se ha ido naturalizando.

Fue necesaria la utilización de apoyo aéreo para dar con la plantación en  El Carmen.

La Fiscalía ordenó investigaciones para dar con los responsables de la plantación.

Con la incautación de 864 plantas de marihuana y nueve kilos de droga en estado de elaboración, es decir, lista para la venta a los consumidores, la PDI logró el mayor hallazgo desde el año 2013, ocasión en que tras una diligencia de la Fiscalía de Osorno se encontraron 19 mil plantas en el sector de San Fabián.

La diligencia, desarrollada por la Brigada Antinarcóticos (Briant) de la PDI de Chillán y la Fiscalía de Yungay, se desarrolló en El Carmen, misma comuna desde donde el OS7 de Carabineros el día anterior (el martes) logró la incautación de otros seis kilos de marihuana elaborada.

Si bien la diligencia de la PDI no ha dejado detenidos, puesto que el hallazgo realizado por la Brigada Aeropolicial de la policía civil fue en un predio de la precordillera, “estamos haciendo diligencias para determinar a quiénes pertenecerían las 864 plantas de entre uno y cuatro metros de altura. Además, se hallaron nueve kilos 720 gramos de cannabis sativa cosechada en bolsas”, explicó el fiscal jefe de Yungay, Mario Lobos.

El persecutor añadió que  “estas plantas fueron encontradas en predios forestales de sectores cordilleranos de la comuna de El Carmen, entre el lunes y el martes. Cómo es habitual en estos casos, terceros plantan en terrenos alejados de empresas forestales, pero junto a la Policía de Investigaciones estamos haciendo este tipo de operativos para llegar a detectar estas situaciones aunque estén en zonas aisladas”.

El comisario Cristián Pérez, jefe de la Briant, a modo de ejemplificar lo complejo que es acceder a estos predios, relató que “los funcionarios que llegaron en la patrulla aeropolicial tuvieron que descender mediante cuerda, porque el sitio era muy boscoso, donde encontramos que se estaba regando de manera artesanal”.


Cifras en aumento
Si bien las estadísticas de incautación de marihuana no se condicen necesariamente con las de consumo, sí hay antecedentes que muestran que los hallazgos han aumentado profusamente en los últimos años.

De hecho, entre el 2009 y el 2013 hubo una incautación total de 11.176 plantas, lo que arroja como promedio un poco más de 2.200 plantas al año.

Las cifras se dispararon ese 2013 con el hallazgo de las 19 mil matas en San Fabián, cifras que por cierto no se han vuelto a repetir.

Otros operativos de importancia se registraron en octubre del 2012, ocasión en que la SIP de Carabineros encontró 658 plantas en Trehuaco, y la más reciente fue la de 604 plantas incautadas por el OS7 el pasado 7 de abril en Los Lleuques.

Solo en el OS7 admiten un alza de un 120% más de incautaciones de cannabis que en los primeros cuatro meses del año 2016.

En cuanto a marihuana elaborada, el año pasado el OS7 sacó ocho kilos de circulación y en lo que va de estos cuatro meses del 2017 ya llevan 18 kilos, considerando los últimos seis hallados en El Carmen y que dejaron a una persona detenida.


Desconocimiento de la ley
Pese a que en el Ministerio Público aseguraron que no hay aún un estudio que lo comprueba, tanto en la PDI como en Carabineros admiten que en un gran porcentaje de los operativos que se realizan en domicilios particulares, una de las causas que presentan los infractores para justificar la tenencia ilegal de plantas es que las tiene para consumo personal, es decir, practican el autocultivo.

“Pero eso no es así”, lanza el teniente Juan Guzmán, jefe del OS7 de Carabineros Ñuble.

Aclara que “el autocultivo, al contrario de lo que cree la mayoría de las personas, no depende de la cantidad de plantas que cada uno tenga,  sino que esta persona cuente con la autorización del Servicio Agrícola Ganadero (SAG) para cultivar y cosechar esta planta”.

Más aún, el uniformado precisa que “el mes pasado solicité un informe al respecto y comprobé que el SAG no le ha dado autorización a ningún particular en todo Chile para realizar el autocultivo de esta planta. Por esta razón, ya sea que se tenga una planta o varias, se está cometiendo un delito que debemos perseguir mientras no haya modificaciones a la ley”.

Este año el OS7 ha realizado un total de 43 allanamientos a domicilios particulares por causa de la tenencia de marihuana, y “en a lo menos 20 de ellos las personas nos dicen que es por autocultivo y que en algunas fundaciones les han dicho que hay fallos de la Corte Suprema que autoriza la mantención de hasta dos matas de cannabis, lo que es absolutamente falso”.

Mayor aceptación social
En Carabineros admiten que en términos amplios existe una mayor aceptación social de la marihuana y que los mismos debates televisivos o políticos sobre la misma, más la cobertura que se ha hecho sobre los países que últimamente la han declarado como legal, ha contribuido con esto.

En el Senda Previene de Chillán también culpan a la masificación de información errónea por este desconocimiento legal.

El coordinador provincial de la entidad estatal parte aclarando que “la Ley 20.000 no ha cambiado en nada prácticamente desde su creación, lo que hay son solo proyectos por discutir, pero nada de modificaciones”.

Luego plantea que los medios de comunicación “han colaborado con esta desinformación, de hecho tengo guardado algunos diarios en que se publicitaba que la Justicia había autorizado a algunos particulares el mantener seis matas de cannabis en sus casas, lo que pese a ser erróneo, muchas personas creyeron que, entonces, estaba permitido y comenzaron a tener plantas en sus casas, arriesgándose a ser detenidos o citados a declarar ante un tribunal”.

Otro de los puntos de confusión que plantea Pastén se basa en algunas campañas realizadas “por algunas ONG como la fundación Daya, quienes promueven el uso de la marihuana como elemento de terapia para algunos problemas de salud, cuando lo que la ley permite es -y solo en algunos casos puntuales- la utilización del THC de esta mata para la elaboración de medicamentos, pero eso no es comprendido por todos y menos si se informa de manera sesgada o mal”.

La percepción de Pastén, y la de su equipo de trabajo, sobre cómo se percibe el consumo de marihuana en la calle, es “que se está naturalizando. Antes había una sanción social muy fuerte en contra de quienes consumían esta droga, hoy en cambio, si los carabineros o la PDI detienen a alguien por esta razón, la gente los critica”.


Para Pastén el consumo de marihuana “genera un daño cerebral lo quieran o no lo quieran aceptar,  y este es mayor si quien lo consume tiene menos de 24 años, ya que la masa cerebral se termina de desarrollar a esa edad”.

Comentarios