Formalizan a seis ejecutivos por choque donde murió chillaneja

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Agencia Uno 07:25 PM 2017-04-11

Accidente conmovió en 2013 a la comunidad educativa de la UdeC, donde estudiaba la víctima.

La línea de camiones Bustos Ltda. no habría informado que llevaba carga peligrosa.

3 años y siete meses han pasado desde colisión donde murieron seis personas.

Luego de tres años y siete meses de haberse producido el fatal accidente de tránsito entre un camión y un Tur Bus en la comuna de San Francisco de Mostazal, el cual produjo la muerte de seis personas entre ellas la de la chillaneja Liliana Jiménez (27 años), el caso judicial empieza a definir su camino.

El pasado lunes el Tribunal de Garantía de Graneros decidió formalizar a seis personas por cuasidelito de homicidio, de lesiones graves y menos graves, a quienes les caería la responsabilidad indirecta del trágico hecho ocurrido el 2 de septiembre del 2013, a la altura del kilómetro 61 de la Ruta 5 Sur.

Dos empresarios de la firma de transporte de carga, dueña del camión que colisionó con el bus de pasajeros, y cuatro ejecutivos de la empresa Sodimac de Santiago, quedaron con la medida cautelar de firma mensual por 120 días, tiempo que entregó el Poder Judicial al Ministerio Público para investigar el caso y recabar antecedentes.

Los funcionarios de la reconocida tienda de productos de mejoramiento del hogar, que en rigor trabajan en la planta de distribución de La Farfana, fueron formalizados a raíz de que la línea de camiones Bustos Ltda., que le presta el servicio de transporte de productos, no habría informado que aquel fatídico día uno de sus vehículos llevaba consigo carga peligrosa, material que provocó una explosión al momento de colisionar con el bus que se dirigía a Santiago, según antecedentes que entregó la Fiscalía.

El accidente de tránsito se  originó en el ex peaje Angostura, en la Provincia de Cachapoal, y también ocasionó un total de 47 heridos entre graves y leves, según informes de Carabineros.


Confianza
Gerardo Jiménez, padre de la chillaneja fallecida en el grave incidente, si bien lamentó el largo tiempo que está tomando resolver el caso, se mostró optimista de que la justicia finalmente le dé la razón.

“Han pasado tres años, siete meses y ocho días para que esto se produjera; obviamente este es el primer paso para tratar de hacer justicia por este infausto accidente”, comentó a LA DISCUSIÓN.

Jiménez recalcó que está demostrado en la documentación recabada por la Fiscalía y en los peritajes técnicos realizados, que la forma en que se transportaba los compuestos peligrosos (cloro, aguarrás y pegamento para pisos) no era segura.

“Al momento de la formalización la Defensoría por parte de los imputados trató  de desvirtuar esto, pero las pruebas están ahí y durante estos tres años se ha logrado recabar toda la documentación que indica la irresponsabilidad que se cometió. El trabajo ha sido acucioso y muy detallado”, indicó.

De acuerdo a lo conversado con el abogado que lleva la causa de su hija, Gerardo Jiménez dijo confiar en que se sentenciará a los responsables, la cual podría llegar a ser con penas de entre tres y cinco años.

El padre de familia aclaró que la representación legal que está siguiendo su caso la logró gracias al aporte de la empresa Tur Bus y sentenció que, por su condición de trabajador independiente, no le hubiera permitido darle curso dado a los gastos que se tiene que incurrir.

Comentarios