Descenso directo es el fantasma que Ñublense quiere espantar

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Agencia Uno 2017-04-10

La dirigencia no quiere repetir el papelón de este torneo y entiende que debe invertir.

"Yo creo que la próxima semana ya deberíamos tener claro quién será el nuevo entrenador de Ñublense”.
Jorge Silva

Duelo de condenados.

Así podría definirse el choque trascendental que sostendrán este sábado, a las 20.00 horas según informa la programación de la ANFP, el colista de la Primera B Unión La Calera y el subcolista Ñublense.

Al cierre de esta edición los cementeros enfrentaban a San Felipe con la opción de acortar a cuatro puntos la distancia con los “diablos rojos” y quedar perfilados para luego ir por la victoria y quedar a un punto.

Es por eso que para los chillanejos el partido del fin de semana es vital para espantar el fantasma del descenso.

En la interna diabla asumen que una derrota agudizará la crisis de un plantel que suma nueve fechas sin ganar.

“Es una final”, aseguran jugadores como Lucas Triviño, quienes asumen que no pueden cometer más errores ya que la ventaja que le sacaron el colista se ha ido acortando peligrosamente.

El recuerdo del descenso está latente. Ñublense le había sacado más de 10 puntos de ventaja al cuadro calerano, pero igualmente fue el Rojo el que descendió con Cobreloa.

Es que finalizar muy cerca del colista en la tabla actual les significará una pesada mochila que puede transformarse en una presión insostenible en el torneo de transición.

“Tenemos que sacar la mayor cantidad de puntos en esta recta final, para zafar de la zona de descenso y estar más tranquilos”, anticipó el portero Sebastián Contreras.

El duelo con los caleranos encuentra al Rojo en su peor momento, con un interinato en la banca técnica y un plantel fracturado en lo anímico y lo táctico. 

Tras nueve jornadas sin ganar y un entrenador-gerente que intenta plasmar “su propia idea de juego” sobre la marcha, el discreto plantel ha sufrido para readaptarse y levantar el vuelo.

El escenario puede ser peor. Restando tres fechas, Ñublense puede aún terminar como colista y caer a la zona de descenso directo, ya que solo el colista descenderá a la Segunda División Profesional en diciembre.


En lo futbolístico, volverá al equipo titular Emiliano Pedreira, quien cumplió su fecha de castigo.

A invertir
En la dirigencia ñublensina asumen que la inversión en el plantel y cuerpo técnico debe ser fuerte para ir a pelear el título y zafar del descenso directo.

“Estamos en una situación complicada y sabemos que lo más importante es armar un plantel competitivo, con un entrenador de experiencia. Eso es lo primordial para no pasar otra vez por esto”, reflexiona Jorge Silva, presidente de la Corporación Atlético y Cultural Ñublense.

La planilla de Ñublense subirá por lo mínimo de 23 a 50 millones de pesos y el cuerpo técnico total tendrá un valor que bordeará los $6 millones.
Con respecto al nuevo entrenador, si bien la lista original es larga, no serán más de tres los que serán analizados.

Corren con ventaja Luis Landeros (ex Temuco) y Erwin Durán (actual DT de Puerto Montt), quien en las próximas horas podría entrevistarse con la dirigencia.

El candidato que genera apoyo unánime es Landeros, pero la última palabra la tiene Patrick Kiblisky, quien sugirió escuchar a más de un  director técnico.
Se espera que la próxima semana la dirigencia ya tenga el panorama claro sobre quién será el elegido para tomar las riendas del plantel e iniciar el proceso de contratación de refuerzos. Serán entre ocho a 10 los nuevos “diablos rojos”.

Comentarios