Ñublense vuelve a perder y ya suma nueve fechas sin ganar

Por: Camilo Díaz 2017-04-09

Cuatro partidos perdiendo, y nueve sin ganar. Esa es la fría, pero certera estadística que suma Ñublense luego de caer nuevamente, esta vez ante La Serena en el estadio La Portada por 1-0, en el que además era el estreno del interinato de Rubén Espinoza como DT de los diablos rojos. Los chillanejos no pueden sumar puntos en la tabla general de la Primera B, y siguen estancados en la penúltima posición del casillero, sin lograr dilatar la diferencia con el colista absoluto, Unión La Calera, de quien deberán estar expectantes de lo que pueda hacer mañana recibiendo a Unión San Felipe, pues de sumar tres puntos, acortarán a cuatro la diferencia con Ñublense.

Lo anterior cobra aún más relevancia, pues a ya tres fechas del término de la participación del diablo en el Torneo de Clausura, el próximo rival es precisamente el elenco cementero allá en el Bicentenario Lucio Fariña.

Con la intención no alcanza

Tras el pitazo incial del árbitro del encuentro, Marcelo Jeria, Ñublense salió con personalidad y buscando ser protagonista del encuentro entendiendo su desesperada posición. En el ‘once’ parado por Espinoza, las principales novedades fueron la reincorporación como titular del oriundo de Ñiquén, Michael Zobarzo en la zona de quite, y Estiven Rivera desde la partida, en desmedro de Brian Fuentes y José Loncón, respectivamente.

Ya antes del primer minuto, los ñublensinos llegaron al arco del meta Hartard, con una gran asistencia vía centro de Sebastián Páez, quien habilita a Eduardo Vilches quien a su vez en la entrada del área tuvo la opción de gol, rematando fuera del campo de juego. En tanto a los 7’, de manera aún más clara, tras una serie de rebotes el chileno-argentino Lucas Triviño ahogó el grito de gol de los cerca de 30 hinchas de Ñublense que se apostaron en el estadio La Portada, cuando en un mano a mano con el meta papayero, su remate diera en uno de los verticales serenense.

Haciendo ver mal al local, los visitantes buscaban abrir el marcador mereciendo anotar, pero el fútbol no sabe de justicia, y en la primera llegada clara de La Serena al pórtico de Sebastián Contreras, el colombiano Jhon Mosquera desde el suelo conecta un balón servido por Cerezo, y los cerca de 2.200 espectadores granates festejan el tanto de un equipo, que desde hace tres fechas no sabía de victorias.

Ñublense sintió el mazazo tras el gol, y decayó en su posesión de la pelota, dejando crecer al local,  hasta los últimos minutos de la primera mitad, donde algo reaccionó, pero que no le alcanzó. Ya en el complemento, con las mismas piezas en cancha hasta el minuto 60, mueva la pizarra diabla el ex Colo Colo, y hace ingresar a José Loncón por Estiven Rivera, y casi 10’ más tarde a Felipe Albornoz por Lucas Triviño.

Algo más de fútbol se vio en el césped serenense por parte de los chillanejos, así como también su hambre por buscar el empate que nunca llegó. Ya en el tramo final, sale Eduardo Vilches por Luis Flores, y Espinoza vuelca con más hombres de ofensiva en punta buscando desesperadamente el gol, con un rojo que mostró intención, pero que no pudo convertir el gol.

Déficit en el finiquito

“Tenemos un déficit en el finiquito (...) desde el gol de Mosquera se vio un partido muy parejo para ambos lados, con dos equipos que se respetaban mucho”, fueron parte de las primeras palabras de Espinoza como DT interino de Ñublense, y analizando el cotejo de sus dirigidos.

“En el segundo tiempo se vio un equipo mucho más agresivo, mucho más incisivo, y creo que el resultado justo habría sido el empate”, cerró el también gerente deportivo.

Comentarios