[Editorial] Educación previsional

Por: 10:45 AM 2017-04-06

El actual e intenso debate sobre cómo reformar el sistema de pensiones para garantizar jubilaciones dignas con un mecanismo sustentable que minimice los riesgos para la economía y sobre todo optimice la calidad de vida de los chilenos de la tercera edad refleja distintas visiones de país y prioridades. Expertos de reconocida trayectoria han presentado argumentos poderosos en defensa de distintas posturas.

Como este es un debate que también se está dando en otras democracias, resulta simplista sugerir que alguien tiene toda la verdad. Es verdad que muchos países temen que sus sistemas de reparto sean inviables en el largo plazo. 

Pero también es cierto que la gran mayoría de esos países se ha resistido a adoptar un sistema de ahorro individual por los riesgos que implica y la desigualdad que fomentan. Nadie es nunca dueño de toda la verdad. Pero en el debate hay muchas dudas sobre cuál es el mejor sistema para conciliar las prioridades de fomentar el empleo, promover la solidaridad y asegurarnos de que nuestros ciudadanos en edad de jubilar puedan vivir dignamente.

Precisamente porque la coyuntura en la que se encuentra el país amerita una discusión seria, responsable y que presente los distintos argumentos y las diferentes posiciones, es clave que toda la ciudadanía se involucre en el proceso de toma de decisiones que implica reformar el sistema actual, y para ello es fundamental que las personas tengan información.

Recientemente, el Ministerio del Trabajo y Previsión Social, dio a conocer los resultados de la Encuesta de Protección Social, que demuestra la enorme necesidad de avanzar en educación en esta materia, toda vez que persiste el desconocimiento sobre asuntos previsionales que deben ser de manejo cotidiano. Por ejemplo, el estudio muestra que solo el 31% de los encuestados conoce su monto previsional ahorrado para la vejez, y que no supera el tercio de la población la que conoce el monto que le descuentan mensualmente de su remuneración. Asimismo, este estudio indica que es alto el porcentaje de desconocimiento sobre el monto que cobra su AFP por administrar sus fondos.

Desde 2008 existe el Fondo para la Educación Previsional, mecanismo que ha logrado algunos avances, focalizando públicos, como por ejemplo los jóvenes, mujeres, trabajadores independientes. Sin embargo, la responsabilidad en esta materia no puede recaer solamente en este fondo o en las acciones de promoción del Estado, ya que se trata de un cambio cultural en toda la sociedad y que requiere el desarrollo de estrategias integrales y con participación de diversos actores del mundo público y privado. 

Es claro que resulta imperativo dirigir mayores esfuerzos en materia educacional previsional, no solo para tomar las mejores decisiones, sino que también para participar de mejor manera en el debate nacional sobre el sistema de pensiones que Chile necesita, máxime en tiempos que este asunto se ha tomado la agenda política, donde los prejuicios ideológicos y las naturales presiones que ejercen y ejercerán los intereses económicos, pueden volver a inclinar la balanza en desmedro de los intereses ciudadanos y el bien común.  

Comentarios