Estrategia de Mesa Regional del Vino está causando efecto en mercado

Por: José Luis Montes 09:55 PM 2016-03-28

Productores organizados, con un recurso presentando ante la Fiscalía Nacional Económica que denuncia abuso de posición privilegiada de mercado por parte de la industria; la existencia de cuatro centros de acopio de uva vinífera en la provincia apoyados por el Estado y administrados por los propios viñateros de Portezuelo,  Coelemu, San Nicolás y Quillón;  y quizás el fantasma de un conflicto en que la industria aparecería comprando por debajo de los costos de producción pudiera causar un daño a la imagen del vino chileno en el mercado internacional, están haciendo reaccionar los valores de la uva tradicional en la Provincia de Ñuble.


Ayer la Seremi de Agricultura dio cuenta de un contrato  por 2,5 millones de kilos de uva con que amarró su temporada -con dos poderes compradores grandes como Concha y Toro e RR Wines-, el Centro de Acopio de la Cooperativa de Viñateros de Cerro Negro. El acuerdo  está haciendo reaccionar los valores de la uva Corinto y Moscatel de Alejandría.


El seremi del agro, Rodrigo García, señaló:  “De esta forma estamos facilitando la negociación directa con los grandes poderes compradores, apostando por la asociatividad de los agricultores como un camino al desarrollo”. Agregó que han “realizado un trabajo en conjunto con las distintas organizaciones de productores vitivinícolas del Valle del Itata, con quienes, desde principios de este Gobierno, estamos trabajando en la mesa del vino, instancia que incorpora un trabajo coordinado e interinstitucional y donde existen diversas líneas de acción establecidas y definidas en el Plan Vitivinícola para la Región del Bío Bío”.


Andrés Castillo, director regional de Indap, explicó que el centro de acopio  de Quillón cumple con todos los estándares: “Hacemos un llamado a los productores del valle que estén interesados en recibir buenos precios. Hay que entregar calidad y defender la uva campesina para tener los buenos precios que se le están pidiendo a las grandes empresas”.


El presidente de la cooperativa  Covincen, creada este año y que se adjudicó un centro de acopio, Juan Carlos Lagos, explicó que la planta receptora tiene las condiciones para recibir 200 mil kilos de uva diarios y esperan aumentar esta cantidad durante el tiempo.

 “Estamos a un 100%. Ya empezamos a recibir uva y tenemos un acopio en buenas condiciones, con dos romanas certificadas y estamos con todo para comenzar con la vendimia”.

Comentarios