Intercomuna sumó 45.611 permisos de circulación

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Victor Orellana 10:25 PM 2017-04-04

La cantidad de automóviles que están registrados en la intercomuna Chillán-Chillán Viejo superó las 41 mil unidades según antecedentes emanados de los dos municipios de la zona luego de que concluyera oficialmente el período para renovar las credenciales de vehículos menores en las calles.

A partir de los antecedente emanados desde ambas comunas se ha podido establecer que en los últimos años se ha notado un incremento sustancial de la cantidad de móviles en las calles lo que se traduce en más recursos para las arcas municipales por concepto de pagos de derechos.

En Chillán, el alcalde Sergio Zazar si bien señaló que el plazo para renovar los permisos de circulación concluyó el pasado 31 de marzo, el Departamento de Tránsito continuará atendiendo a quienes quedaron rezagados.

El edil confirmó que hasta el último día del mes pasado, cumplieron con el trámite de registro 38.874 automovilistas,  cifra mayor en 1.437 unidades  a la del 2016, que alcanzó los 37.437, lo que representó un aumento del 3,7%.

La cifra considera solo automóviles, a las que se tendrá que sumar posteriormente la locomoción colectiva y vehículos de transporte, razón por la cual se estima que al final de este año el parque vehicular en Chillán superará los casi 45 mil vehículos del año pasado. 

De esta manera mientras el año 2010 Chillán contaba con 30.162 vehículos, durante el 2016 estos habían subido hasta los 44.938.

Respecto a las cifras hasta marzo de este año, Zarzar reconoció que se trata de una cantidad que puede crecer en las próximas semanas.

En cuanto a la recaudación, el municipio chillanejo sumó $2.470.007.765, superior en más de 200 millones de pesos a la cifra recaudada en el 2016.  Esta cantidad fue recaudada por el pago tanto de quienes pagaron el total del permiso como los que pagaron solamente la primera cuota del mismo (8.921 usuarios).

Otra cifra significativa señalada por el alcalde chillanejo es el aumento “entre un 12% y un 15%” de los usuarios que hicieron uso del trámite a través de internet, pagando on line su permiso.

Chillán Viejo
En Chillán Viejo, a la luz del proceso terminado en marzo, el alcalde Felipe Aylwin precisó que se renovaron o vendieron permisos de circulación para 6.737 vehículos menores, un 9,6% más que el año anterior, percibiendo $400.029.169, $35.864.878 más que en 2016. 

De total, 947 se efectuaron a través del portal de la Municipalidad de Chillán Viejo lo que corresponde al 14% del total de permisos 2017 a la misma fecha.

En Chillán Viejo, al igual que en Chillán, el incremento de la cantidad de vehículos inscritos ha ido al alza.

De esta manera, durante el año 2014 la municipalidad recaudó $273.300.000, mientras que el 2015 esa cifra se incrementó hasta $329.108.400 y el año pasado el monto llegó a $364.964.291.

37.5% se queda en la comuna
Si bien ambas municipalidades han incrementado la cantidad de dinero por renovación de permisos de circulación no todo queda en las arcas locales como de libre disposición, sino que un porcentaje importante va al Fondo Común Municipal.

Zarzar señaló que “nos gustaría que todo el dinero quedara acá, pero las normas dicen otra cosa. Pero al final nos llega de todas manera una cantidad de lo que se distribuye entre los municipios del país”.

De todo lo recaudado a través de permisos de circulación el 37.5% del total queda en el municipio mientras que el 62.5% va al Fondo Común Municipal.​

Según estas cifras de los más de $2.400 millones recaudados hasta el pasado 31 de marzo en Chillán, el gobierno comunal retendrá solamente poco más de $900 millones mientras que el resto va al fondo que administra la Subdere.

En el caso de Chillán Viejo, de los más de $400 millones obtenidos en el proceso retendrá unos $150 millones en tanto que el resto va al pozo nacional que tiene como finalidad apoyar a las comunas más pobres.

Parque vehicular
Los datos aportados por las comunas permiten apreciar que el número de vehículos que circularán este año por las calles de la intercomuna sumarían aproximadamente 51.838 unidades, considerando automóviles, transporte y locomoción colectiva.

Se trata de una cantidad de móviles que generan una constante presión sobre las arterias de ambas ciudades y que generan los atochamientos que afectan a la población.

Las proyecciones dan cuenta de que la cantidad de vehículos seguirá creciendo en ambas ciudades mientras se siguen levantando nuevos complejos habitacionales.

En estas condiciones, surge como imperativo el desarrollo de nuevos proyectos viales que contribuyan a darle mayor fluidez al tránsito de automóviles.

En el caso de Chillán sobre todo existe un vasto Plan de Inversiones que tienen como objetivo modernizar vías estructurantes y además mejorar calles céntricas que son claves en el sistema vial de la ciudad. Las iniciativas estatales tienen plazos de ejecución mucho mayores al del desarrollo de los proyectos inmobiliarios lo que se traduce en problemas de conectividad urbana.

Comentarios