Reducir en 59 por ciento la contaminación es la meta del PDA

Por: Jorge Chávez 09:35 PM 2016-03-28

Tres años después de que Chillán y Chillán Viejo fueran declaradas zonas saturadas por material particulado fino (MP2,5), producido mayormente por la quema de leña domiciliaria para la calefacción, el Gobierno finalmente promulgó ayer el Plan de Descontaminación Ambiental (PDA) para la intercomuna de la Provincia de Ñuble.


El documento local, publicado en el Diario Oficial junto a los de Osorno, Coyhaique y Talca-Maule, estará vigente por diez años y tiene como meta reducir en ese lapso un 59% de las emisiones por combustión de biomasa, residuos respirables de una alta toxicidad y de gran impacto en la salud de las personas, sobre todo para los niños, personas de la tercera edad y enfermos crónicos.


El documento entró en vigencia ayer y en él se contemplan un conjunto de medidas preventivas respecto al popular combustible, todas ellas a cargo de diferentes oficinas regionales ministeriales y previstas algunas a ser implementadas desde el día de la promulgación del PDA y otras posterior al día de su entrada en vigencia.


Dos de ellas, consideradas por el Ministerio de Medio Ambiente (MMA) como estructurales y en las cuales descansan las mayores expectativas del Gobierno, son el recambio masivo de estufas y el reacondicionamiento térmico de viviendas.


El programa de reconvención de calefactores que incluye el PDA tiene considerado reemplazar 20.000 aparatos en el lapso de ocho años en Chillán y Chillán Viejo. De acuerdo al texto legal, la mitad de ellos deberán funcionar con un combustible diferente a la leña, que pueden ser parafina, gas, pellet o electricidad.


Por otro lado, la Secretaría Regional del Ministerio de Vivienda y Urbanismo será la encargada de ejecutar el programa especial que entregará subsidios para mejorar las condiciones térmicas de 20.000 viviendas, en el marco del Programa de Protección del Patrimonio Familiar (PPPF).


Dentro del mismo tema habitacional, el documento plantea que transcurridos seis meses a partir de la promulgación de hoy, los ministerios de Medio Ambiente, Energía, Obras Públicas y Vivienda encargarán un estudio para el diseño de viviendas sociales de baja o nula demanda térmica en Chillán y Chillán Viejo.


Asimismo, precisa que el año 2019 el MMA, en coordinación con el Minvu,  evaluarán el desarrollo de un diseño para un proyecto piloto de calefacción distrital para un conjunto habitacional nuevo en la Zona Saturada, para lo cual procurarán obtener financiamiento sectorial o del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR). 


restricciones domiciliarias
Si bien con la Alerta Sanitaria Ambiental aplicada entre fines de abril y septiembre del año pasado en la intercomuna se estableció la prohibición del uso de chimeneas abiertas, desde ayer esta medida quedó restringida todo el año.


Del mismo modo, las viviendas que cuenten con dos o más estufas a leña en su interior podrán usar solo una y se regulará su funcionamiento desde la etapa de Alerta Ambiental, que es cuando se pronostique que las emisiones de MP2,5 superarán el promedio diario de 80 microgramos por metro cúbico (ug/m3).


Con este estado de saturación del aire, solo se permitirá humos visibles provenientes de viviendas durante un máximo de 15 minutos continuos en la operación de calefactores y cocinas a leña entre las 18.00 y 06.00 horas, en los lugares definidos por la Seremi de Medio Ambiente (zonas territoriales).


En esos días también se prohibirá el uso del fuego para la quema de rastrojos agrícolas y forestales y de cualquier tipo de vegetación viva o muerta, en lo terrenos agrícolas, forestales y ganaderos de las comunas de Chillán y Chillán Viejo.


Cuando la autoridad medioambiental de la Región del Bío Bío prevea a través del sistema predictivo de calidad del aire que la intercomuna vivirá una Preemergencia Ambiental  (entre los 110 y 169 ug/m3 de MP2,5) todo el día quedará restringido la emisión de humos visibles por el lapso de 15 minutos; no se permitirá el uso de fuego abierto y se prohibirá las actividades físicas y deportivas en establecimientos educacionales mientras dure el episodio.


Mientras que en la fase de Emergencia Ambiental (más del 170 ug/m3 de MP2,5) no se podrá usar estufas a leña, excepto las que pertenezcan a los programas de recambio del Ministerio de Medio Ambiente, se prohíben las quemas agrícolas y el funcionamiento de calderas con una potencia mayor a 75 kw.


Durante esta etapa quedará prohibido las actividades físicas y deportivas en establecimientos educacionales y al aire libre.


regulaciones al comercio
Las medidas inmediatas que el PDA consigna a todos los comerciantes de leña de la intercomuna es que deben estar inscritos en un registro de la Municipalidad de Chillán o Chillán Viejo según sea el caso y exige a los vendedores del combustible vegetal contar con un medidor de humedad (xilohigrómetro) para certificar la calidad de las astillas que ofrecen.


A mediano plazo, el 1º de enero del 2018, los comerciantes del combustible deberán informar al público la conversión y equivalencia en precio y energía calórica del producto que tienen a la venta.


Los calefactores a leña al interior de edificios de departamentos habitacionales y en establecimientos comerciales quedan prohibidos y las industrias que utilicen combustible derivado de la biomasa deberán regular sus actividades de acuerdo a las etapas de contaminación que determine la Seremi de Medio Ambiente (Alerta, Preemergencia o Emergencia).


servicios públicos y municipales
El documento entrega un plazo de dos años para que servicios públicos y municipales se acondicionen a los requerimientos medioambientales.


A partir del año 2018 las dependencias de los organismos de administración del Estado, establecimientos educacionales municipales y salas de espera de consultorios y Centros de Salud Familiar (Cesfam) no podrán hacer uso de calefactores a leña.


El PDA también establece que la Seremi de Medio Ambiente del Bío Bío  coordinará con el Gobierno Regional y los servicios competentes para, en el plazo de un año, realizar el diseño, desarrollo e implementación de tres programas.


Uno es el de fortalecimiento de la gestión ambiental local y acceso a la información, el de educación ambiental y calidad del aire en conjunto con el programa de edificación energética, el de contaminación atmosférica dentro del Sistema Nacional de Certificación Ambiental en Establecimientos Educacionales y el de difusión de medidas estructurales y de gestión de episodios críticos contenidos en el Plan de Descontaminación.


Polígonos y fiscalización
Las medidas restrictivas al uso de leña para la calefacción domiciliaria están dentro de las especificaciones que se incluyen en el Plan de Gestión de Episodios Críticos, que se ejecutará entre el 1º de abril y el 30 de septiembre de todos los años.


Los episodios críticos de contaminación por MP2,5 que se produzcan en Chillán y Chillán Viejo durante estos meses serán abordados teniendo como base la subdivisión territorial de la intercomuna.


 De acuerdo a lo que consigna el PDA, todos los años la Seremi de Medio Ambiente deberá establecer polígonos zonales residenciales en donde eventualmente se restringirá el uso de la leña para la calefacción de acuerdo a las condiciones ambientales y meteorológicas que se pronostiquen.


 Es decir, a diferencia de la Alerta Sanitaria Ambiental que abarcaba a toda la intercomuna el año, con las subdivisiones territoriales existirán lugares en donde estará permitido consumir leña para la calefacción, a pesar de estar viviéndose una Emergencia o Preemergencia, mientras que en otros deberán apagar sus estufas.


El año pasado el propio seremi de Medio Ambiente, Richard Vargas, comentó preliminarmente que el perímetro de las cuatro avenidas de Chillán sería una de las zonas de excepción, por ser el principal punto emisor de la intercomuna. Asimismo, el funcionario ya había dejado entrever que los polígonos no deberían ser menos de cuatro.


La clave para aplicar estas medidas restrictivas solo en ciertos puntos urbanos será la información meteorológica y de calidad de los vientos que se anticiparán en la intercomuna, que se recogerán un día anterior por el modelo predictivo que controla el Ministerio de Medio Ambiente.


Al respecto, el jueves pasado el subsecretario de Medio Ambiente, Marcelo Mena, aclaró a LA DISCUSIÓN que este año el mecanismo con el que se proyectará el comportamiento de la contaminación en la intercomuna será más moderno e incorporará elementos científicos de modelación de origen francés.


La autoridad ministerial advirtió que el sistema de pronóstico de calidad del aire que contará la intercomuna es de “clase mundial” y que la Seremi va a tener toda la información posible para decretar los episodios oportunamente.


La fiscalización durante las jornadas críticas de contaminación por MP2,5 estarán a cargo de los funcionarios de la Seremi de Salud.

Comentarios