PDI revisó cajeros de Chillán tras denuncia de clonación

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Mauricio Ulloa 09:05 PM 2017-04-01

230 mil pesos perdió un ingeniero quien retiró dinero desde el Banco de Chile.

400 denuncias había hasta agosto del año pasado, cifra que ha bajado este año.

Tapar el teclado numérico y no pasar las tarjetas son las armas más efectivas.

La sustracción de casi 230 mil pesos desde la tarjeta de un ingeniero en prevención de riesgos fue una de las primeras denuncias que llegó a la PDI el día de hoy.

Paralelamente, diversos correos electrónicos y mensajes en las redes sociales pusieron en alerta a los chillanejos sobre la ocurrencia de clonaciones de tarjetas en diversos cajeros de la ciudad durante ayer viernes.

Pese a que se nombraron lugares como el supermercado Líder de Avenida Collín, el Tottus de Avenida Ecuador y algunos comercios ubicado en el casco central, en la PDI descartaron que se tratara de “una clonación masiva, eso hasta el momento no lo hemos detectado”, explicó el subprefecto Roberto Castro, jefe de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos (Bridec).

Al menos hasta las 19.00 horas de hoy quienes se habían acercado hasta las oficinas de la PDI a denunciar la clonación de sus herramientas bancarias habían sido “cinco personas, y para que nosotros podamos hablar de clonación masiva es cuando recibimos sobre 15 ó 18 denuncias en un solo día,  y eso no se ha dado”.

De todas formas, cinco denuncias en 24 horas tampoco es parte de la rutina. De hecho el pasado jueves no hubo ninguna denuncia al respecto.

Ante ellos la PDI envió personal a revisar todos los cajeros de la ciudad “y la verdad es que no encontramos nada” aseveró Castro.

Respecto a la denuncia hecha por el ingeniero, su esposa, Paola relató que “él sacó plata del cajero que está en el Banco de Chile frente a la plaza, luego como sale tarde del trabajo fue a retirar más porque le quedaba un saldo como de 230 mil y un poco más, pero le quedaban como tres mil pesos en el saldo”.

El afectado, al revisar su cuenta, encontró que figuraban tres compras en la comuna de Huechuraba, (en Santiago) una de ellas en un Homecenter.

“Por eso fue temprano al banco a bloquear la tarjeta, pero le comunicaron que ellos ya se habían dado cuenta de que se estaban realizando movimientos irregulares y la bloquearon ellos mismos”, detalló Paola.

Conforme al procedimiento de rigor, el banco inició una investigación que permita la confirmación del ilícito y así poder activar los seguros que le reembolsen el dinero perdido al cliente.

A diferencia de lo que sucedió con este afectado, “el resto de las personas que se han acercado a hacer las denuncias no recuerdan en qué parte hicieron los giros. Seguramente muchos de ellos los hicieron fuera de la ciudad”, apuntó el subprefecto Castro.

¿Cómo evitar fraudes?
En agosto de 2016 la Fiscalía y la PDI realizaron una campaña para evitar este tipo de fraudes,  que a esa fecha sumaba más de 400 casos.

El tapar el teclado numérico cuando se está digitando la clave, el no perder de vista la tarjeta al pasársela a alguien, son las principales armas.

Pese a esta última denuncia, los delitos de esta naturaleza irían a la baja según carabineros de la Segunda Comisaría de Chillán.

Comentarios